Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, noviembre 24, 2006

Au revoir, Alfredo


Hace casi veinte años, en salas a oscuras repartidas por el globo, todos lloramos a moco tendido la muerte de Alfredo, el proyeccionista de Cinema Paradiso.

Hace no mucho, comentaba que volviendo a ver la película, ya no me había gustado. Tal vez se debía simplemente a que el recuerdo nostálgico era más poderoso que lo que su revisión me ofreció. Tendré que volver a verla por tercera vez.

Pero hoy no es día de hablar de eso, hoy sólo hay que despedirse de un gran actor que nunca desaparecerá porque ahí están sus películas.

Pues lo dicho, au revoir, Philippe.

2 comentarios:

jowanet dijo...

A mí me ocurrió algo parecido con esa película, me encandiló hasta la lágrima la primera vez pero no resistió un segundo pase años después.
Aunque tal vez no sea culpa de la película, sino nuestra.

Miss Julie dijo...

Mi nostalgia de la película se manifiesta en que desde que la ví, en mi mesa del comedor que está tb frente a un gran ventanal (aunque sin mar al fondo)siempre hay un frutero con limones grandes y amarillos, como en una escena de la pelí en casa del protagonista cuando le llega la carta que le lleva a volver a su pueblo. Es curioso que P. Noiret, un actor francés de toda la vida, le recordemos por una película italiana.