Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

lunes, noviembre 20, 2006

Reír, reír

Este fin de semana no he ido al cine, pero en compensación, he vuelto a ver dos grandes comedias por obra y gracia de los sistemas P2P.

Una fue Me siento rejuvenecer, de Howard Hawks. Sólo por ver a Cary Grant jugando a indios y vaqueros con otros niños, merece la pena. La verdad es que se trata de una película con una premisa simple y un argumento aún más simple con apenas dos puntos de giro, pero con ese "estado de gracia" que hace que todo funcione. No es para estar desternillándose todo el rato, pero tiene varios momentos muy divertidos.

La otra fue Atraco a las tres, de José Mª Forqué. Sencillamente genial. Otro "estado de gracia" absoluto (y no sólo por Gracita Morales). Aquí la historia está más desarrollada que en la anterior, aunque también posee la típica ingenuidad de la época. Unos actores maravillosos en una película que se deja ver con una mueca de sonrisa continua.

No estaría mal que se recetara la visión de películas como éstas.

2 comentarios:

Lee dijo...

The movie has become a classic and it hasn’t gotten old as some recent “bathroom” comedies will surely do pretty soon. The fact that Hawks acted so discourteously towards Ginger Rodgers’ during filming does cast a darker shadow on the movie to me since I’m not good at separating people from their artistic selves.He wanted to cast a much younger actress (as he did in all his movies) against Cary Grant, who was 48 at the time,and the actor preferred to play opposite someone closer to his age.Hawks was to marry a woman half his age then (surprise!)and carried the motto “You’re only old when you forget you’re young”,apparently ,only for the boys.

Miss Julie dijo...

Pues resulta que yo tb estuve viendo pelis antiguas y a estas delicias tan divertidas -con permiso de H. Hawks me quedo con la de Forqué- añado "Un gangster para un milagro" de Capra. La he visto un montón de veces y me sigo riendo aún. Peter Falk está soberbio y Edward Everett Horton, hace el mejor mayordomo de toda su carrera.
Gracias Lee por romper una lanza a favor de las mujeres.