Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, agosto 03, 2007

Palermo

El viaje a Sicilia consistió en recorrer Palermo (y Monreale), Cefalú, Agrigento, Piazza Armerina (y los mosaicos romanos), Siracusa (básicamente Ortigia), Catania y Taormina. Así que empecemos por Palermo. Ya os he avisado, no voy a hacer una descripción de las maravillas turísticas que vimos (iglesias, catedrales y esas cosas), sino que me limitaré a contar alguna que otra anecdotilla.

El primer día (domingo) visitamos Monreale y algo de Palermo y el segundo lo dedicamos completamente a Palermo. Y el segundo tiene dos cosas buenas. Primero, que por la tarde-noche ¡¡nos traen la maleta!!, y lo segundo, la cena. Tras callejear por la agradable zona de terrazas y veladores en la que habíamos cenado la noche anterior, decidimos probar suerte en un restaurante recomendado en la guía que llevamos. Pero como estaba lleno y además no teníamos demasiada hambre, seguimos paseando.

Y entonces lo vi, ahí sobre el balcón un sitio cutre y entrañable: la Trattoria Shangai. Desde la calle se apreciaban apenas cuatro mesas, y la decadencia justa para atraer a un turista (o al menos a un turista como yo). Me cuesta convencer a mi chica, pero acabamos subiendo. Se sube por unas escaleras estrechas con la pintura desconchada. Para acceder a las mesas hay que pasar a través de la cocina. Saludamos a la cocinera y echo un vistazo a todo lo que tienen por ahí, todo con muy biena pinta. Nos sentamos y muertos de sed, pedimos dos cervezas grandes para acompañar la comida, pensando que nos iban a traer dos tercios. Pero no, dos cervezas grandes en algunas zonas de Sicilia quiere decir dos cervezas de tres tercios cada una (una medida que aquí no tenemos). [Un usuario anónimo pero conocido me hace rectificar, quise decir DOS tercios, 66cl]. Bebemos y pedimos de comer. Por cierto, el balcón que vimos es éste (y nuestra mesa fue la de la esquina derecha). Ya sabéis que pulsando se ve más grande:


Pedimos caponata (una especie de pisto frío muy rico), pez espada a la plancha y calamar al horno (la especialidad de la casa). Hombre, no voy a decir que fuera la comida más rica que he probado en mi vida, pero se dejaba comer bien y era barato (cosa no tan fácil de encontrar allí). Cuando estamos comiendo aparecen tres tipos y se sientan en la mesa de al lado. Al escucharlos, rápidamente distingo el acento andaluz y comenzamos a hablar. Resulta que han venido a Sicilia en barco. Les pregunto cuánto han tardado y me dicen que una eternidad. Les pregunto en qué compañía y entonces me entero de que nada de compañías, han venido en un velero, un velero propio.

Cuando empiezan a contarnos su forma de viajar, que cada día deciden dónde ir según sople el viento, que si un sitio les gusta se quedan más y si no, se van, etc., etc., mi chica exclama que es lo más parecido a la libertad que había oído.

La cosa es que congeniamos y nos vamos de copas juntos. Y cuando se enteran de que tengo un blog me piden que ponga la foto que nos hicimos todos juntos. Como lo prometido es deuda, aquí va la foto.


Marineros, sólo espero que si leéis esto dejéis algún comentario. Saludos, y a ver si volvemos a vernos.

6 comentarios:

Lee dijo...

How jealous...I have family in Bari and Napoli. Maybe it's time to rekindle our relations in a totally uninterested pure-hearted way. :o)

Zero Neuronas dijo...

Je, je, sí, eso, un viajecito de visita totalmente desinteresado no estaría mal. Una vez allí, no van a echarte.

al dijo...

Tal vez fuera el velero de la canción.

Anónimo dijo...

una pregunta: dices que os pusieron bebida de tres tercios... Eso es la unidad (si las matemáticas no me fallan). No me digas que en España no hay litros que tú te has tomado más de uno en el Jumilla, acompañado por un potahe (potaje).

Zero Neuronas dijo...

¡Coño, es verdad, me he equivocado! Quería decir de DOS tercios. 66cl. Cosas que pasan al tener el cerebro dañado de haber bebido demasiados litros en el Jumilla.

yolijolie dijo...

Mucho mejor sin el antifaz, sisi.. :-)Es lo que tiene colgar una foto que se deja ampliar...;-)