Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, agosto 23, 2007

Los Soprano llaman al timbre

Hace ya mucho que terminé de ver la quinta temporada de Los Soprano. Como soy un poco fetichista y esta serie me encanta, no quería bajarme la sexta, sino que he esperado hasta que ha salido a la venta en DVD (eso sí, sin los ocho últimos capítulos -se merecen las descargas). Aunque he retrasado el momento de empezar a verla, tras algunos comentarios de compañeros y para evitar que me reventaran detalles, ayer al fin me puse el primer episodio.

Lo bueno sigue siendo genial, incluso mejor. Me parece increíble cómo son capaces de presentarte un personaje episódico como si llevara toda la serie y con un par de frases ya te crees que es uno más de la panda, que lleva ahí desde el minuto uno del episodio piloto. Viendo la trama del personaje episódico pensé: para hacer esto en Hospital Central lo desarrollaríamos en por lo menos tres capítulos. Pero ellos no se entretienen en aclaraciones, van a lo esencial, y lo hacen genial.

Tony sigue siendo igual de hijo de puta, Carmela es Carmela en esencia pura, tal vez la doctora Melphy esté un poco de pegote en este episodio (¿qué hace una psicóloga hablando de su propia madre con un paciente?), pero seguro que ya tendrá protagonismo en otros. En fin, vuelta a disfrutar.

Sin embargo, hay algo que no me gustó nada: el comienzo. El capítulo arranca con una voz en off que nos explica una teoría sobre la muerte en la mitología egipcia, y así nos va recordando en qué punto anda cada personaje (incluso el episódico). Y no me gustó porque eso no es de esta serie. ¿Quién lee el texto? ¿Un narrador omnisciente? ¿El director? ¿El creador de la serie? Con este recurso parece que nos están diciendo: "Eh, tíos, esto no es la realidad, no nos toméis muy en serio, esto es una puta serie y hacemos lo que nos da la gana. Además, somos cojonudos, los mejores del mundo y muy cultos, así que vamos a soltar una retahíla sobre los egipcios y vamos a dar siete nombres muy raros que vais a olvidar inmediatamente, pero da igual, somos los putos amos". A mí me parece que con eso se sobraron y me desconcertó un poco.

Pero daba igual, al instante estaba Tony cavando en el jardín de su tío.

3 comentarios:

al dijo...

Respecto a esos personajes episódicos, a mí siempre me queda la duda de si ya los he visto antes, aunque sólo sea llevando un café. Y si, suponiendo que esté en lo cierto, en ese café ya hay algún indicio de lo que le va a pasar al personaje; lo cual me hace entrar ganas de volver a ver la serie desde el principio para fijarme en estos detalles.

Por cierto, los episodios que aún no están a la venta son 9 (del 13 al 21).

Zero Neuronas dijo...

Pues tiene usted razón, son nueve. No sé por qué, pero había oído mucho hablar de los ocho últimos episodios. En fin, mejor uno más que uno menos.
Y a mí también me entran ganas de volver a ver la serie desde el principio. Y puede que cuando acabe con toda, lo haga.

Angela dijo...

Yo no me he leído tu post que voy por el capítulo 3. Se me ha cruzado "Mad About You", una de "Frasier" y "The Wire" y creo que estoy más bien de ingresar en un balneario, pero pronto... y entonces lo leeré. Feliz estancia en Gijón!