Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, marzo 08, 2007

Corporativismo guionístico II

Había una vez un pueblo que apenas llegaba a los diez mil habitantes. No recuerdo ahora si estaba en Teruel, en Sevilla, en León o dónde, pero tampoco importa mucho.

Hace unos años, en el pueblo se creó un equipo de fútbol. Al principio los muchachos jugaban por afición, sin cobrar. Y nadie les exigía nada. Poco a poco el equipo empezó a dar resultados y a hacerse más profesional. Al cabo del tiempo consiguió llegar a las ligas regionales. Incluso de vez en cuando salía un jugador tan bueno que era comprado por otro equipo, incluso alguno llegó a jugar en primera división.

Y entonces, cuando el equipo jugaba en su liga, la gente del pueblo empezó a compararlo con el Real Madrid. Y todos empezaron a criticarlo. Unos decían que ese equipo jamás había ganado una Copa de Europa, otros que nunca hacían jugadas tan brillantes como las de Raúl y compañía, otros que preferían mil veces ver al equipo de las estrellas, que esos sí que sabían jugar, que al equipo de su pueblo, que no eran capaces de subir ni a Segunda B. Y un señor, el periodista del pueblo, dio con la clave (según él). Escribió en su periódico que lo que pasaba era que en el fútbol local no había talento.


Bueno, imagino que habéis visto claro dónde quería llegar. Es que ayer no solté todo lo que llevaba dentro, y tras leer en el post de Guillermo una referencia a Francia, me dí cuenta de qué era lo que me faltaba por soltar.


Nosotros, la ficción española, somos ese equipo local. Ellos, la ficción estadounidense, son el Real Madrid. ¿Por qué si a nadie en su sano juicio se le ocurre comparar al Lora CF, por poner un ejemplo, con el Real Madrid, nos parece tan normal comparar las series españolas con las americanas?

Nuestra liga es otra. En la tabla de clasificación compartimos vestuario con Italia, con Alemania, con Francia, con Portugal... Comparémosnos con ellos. Alerta Cobra, por ejemplo, no es, a mi modesto parecer, mejor que El Comisario, y eso que tiene una producción para quitarse el sombrero.

El Real Madrid tiene nemecientos mil afiliados por todo el mundo, con sólo sacar una camiseta al mercado saca pasta para pagar a todos los del filial. El equipo de mi pueblo nisiquiera tiene filial.

Ya me entendéis.

6 comentarios:

Carmen dijo...

Se te entiende Antonio...has puesto un ejemplo muy claro.

Después de la parrafada de ayer, no tengo nada más que añadir..por ahora ;-)

Buenas noches,

Miss Julie dijo...

Zero-Antonio, amigo, estás "sembrao". Como Carmen, no tengo más que añadir.

Galahan dijo...

Sí, sí, pero al Madrid le han eliminado de la Champioooooooooooons JUAJUAJUAJUA!

Perdón, es que no podía evitarlo :P
Era coñita, eh.

Bueno, pues sí, un ejemplo muy claro. Muy bueno.

Ann Ónimo dijo...

Me vas a perdonar pero a mí esto me suena a excusa barata. Puestos a buscar justificaciones, David venció a Goliat. ¡Coge una honda!

Zero Neuronas dijo...

¿Todavía crees en esas historias?

Ann Ónimo dijo...

A falta de pan, buenas son galletas.