Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, diciembre 30, 2006

Atrapado por el invierno que llega


Esta mañana cuando encencí el móvil, recibí un mensaje enviado casi a las cuatro de la madrugada. Era de Guillermo y decía: "Ya lo he acabado. Míticos últimos capítulos".

No, no se trata de ningún DVD con una serie, se trata de Canción de hielo y fuego, concretamente del tercer volumen, Tormenta de Espadas.

Esta novela está construida de tal forma, con tantos giros argumentales, tantos golpes de efecto, con unos personajes con tantos matices, que por un lado no quieres que acabe nunca, y por otro quieres llegar al final a ver cómo se soluciona todo. Cada fin de libro (es una saga dividida creo que en siete de la que sólo hay tres en español y un cuarto aún no traducido del inglés) es un punto en alto para enviarte al siguiente, como en los buenos folletines o, por qué no, como en la mayoría de las series.

Mientras lees esta novela, poco a poco, vas recuperando el espíritu de la aventura, la magia de la palabra escrita, la pasión por llegar a casa y sentarte (o tumbarte) a solas con esos personajes que crees ya tuyos.

A mí me quedan sólo tres capítulos para ese final. No sé si sentarme y leerlos de una tacada o ir devorándolos poco a poco, porque queda mucho para que salga la cuarta parte: Festín de cuervos. En fin, supongo que este fin de semana lo acabaré y me quedaré esperando impaciente la próxima temporada... digo, entrega, en qué estaría yo pensando.

4 comentarios:

Antonio Luis dijo...

Canción de hielo y fuego es un vicio. Yo leí Tormenta de Espadas hace ya un año, al tiempo que hacía algunos de los últimos exámenes de mi vida (por ahora), y me quitó bastantes horas de estudio :)
Aunque en esta entrega, en el segundo tomo (tenga la edición de dos tomos y tapa blanda) alguna de las tramas se me hizo algo pesada así que me adelantaba para leer las aventuras de la Madre de Dragones por esos mundos de Dios, para volver luego atrás, algo resignado...
Esa víbora Roja y la Montaña que camina; Sandor y Arya (tremenda línea argumental); Lord Tywin y el gnomo (buf, Brom, qué personaje); Jamie y Brienne... En fin.
Y lo mejor de todo es que encadené tres libros que me dejaron con la boca abierta: esta "Tormenta de Espadas"; "Jonathan Strange y el señor Norrell" de Susanna Clarke; y "Las Asombrosas Aventuras de Kavalier y Klay" de Michael Chabon. Increibles todos.

Zero Neuronas dijo...

A mí no se me ha hecho pesada ninguna de las tramas. Desde Davos hasta Jaime, pasando por Sansa, Samwell, Jon (uff, el Muro)... todas las líneas abiertas me han gustado.
Jonathan Strange también lo leí, pero el otro libro que citas no lo conozco. Lo apunto para buscarlo. Gracias.

Bavmorda dijo...

Tremendos libros, yo los tres primeros los devoré sin compasión en un par de semanas (por temporadas tengo muuucho tiempo libre). El cuarto sí se me hizo más pesado, pero seguramente tenga algo que ver el que lo haya leído en inglés y dejándome los ojos en la pantalla del ordenador...

Antonio dijo...

Hey, mira esta noticia de vayatele.com
http://www.vayatele.com/2007/01/18-la-saga-cancion-de-hielo-y-fuego-sera-una-serie
¿Guay? ¿O no?