Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, julio 29, 2005

Pisto

Me acaban de regalar una berenjena y un enorme calabacín, así que este fin de semana voy a hacer pisto.

En una olla se echa aceite y una cebolla muy picada. Cuando está pochada, añadimos un calabacín cortado en daditos pequeños, una berenjena pelada y también cortada en daditos pequeños y un pimiento verde en tiritas. Se dan vueltas y se deja pochar todo junto. A continuación echamos sal y varios tomates maduros pelados y triturados (también pueden echarse en taquitos, pero me gustan más triturados). Para quitar la acidez del tomate, añadimos una cucharadita de azúcar. Ahora sólo queda tener paciencia, dejarlo hacerse durante unos veinte minutos moviendo de vez en cuando, y, eso sí, tapando la olla para no llenar toda la cocina.

Esa es la base y está suficientemente rica por sí sola, pero después podemos enriquecer el plato añadiendo bacalao desalado y desmigado a la vez que las berenjenas, sangre a la vez que la cebolla, magro de cerdo... Lo que siempre digo, imaginación.

Y para servirlo, el típico huevo frito siempre viene muy bien de acompañamiento.

1 comentario:

O.k.,o.k.! dijo...

Ñam, ñam ;D

El pisto me recuerda a mi padre, toledano y 'enganchado' al pisto manchego... y a mi madre, que deja alucianda a la peña con el buen pisto que hace, para ser inglesa ;D