Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

lunes, julio 04, 2005

Añoranzas en 625 líneas

Ahora que leo en Casiopea y en Un mundo desde el abismo sendos artículos sobre la desaparición de Friends, me han venido a la cabeza algunas series que intentaba no perderme nunca cuando era más adicto a la televisión. Esas series que esperas ansiosamente durante toda la semana y de las que hablas con todo el que se te ponga a tiro.

Obviando las infantiles (tipo Pippi Calzaslargas) y sin orden temporal, me viene a la cabeza Deja la sangre correr, una serie australiana basada en la improvisación y de un aspecto cutrón sorprendente. Desde luego, aquello se alejaba mucho de lo "políticamente correcto". Aunque creo que la primera de las comedias de situación (o algo que se le pareciera) que me mantuvo atado al sillón fue Enredo. Esos finales en que nos preguntaban qué iba a pasar con cada uno de los personajes de aquella extraña familia te dejaban con unas ganas increíbles de ver el siguiente capítulo. Gracias a este post acabo de descubrir que está editada en DVD en Estados Unidos y Canadá. Rezaré a quien tenga poder en estas cosas para que pronto la editen por aquí.

Tampoco puedo olvidarme de Luz de luna, con un Bruce Willis con todo su pelo y una Cybill Shepherd que nos enamoraba a todos.

Es obvio nombrar la mítica Cheers, pero ¿quién no quería visitar ese bar a diario?

Otro éxito de sobremesa que nos animó el verano fue El gran héroe americano. Fue el superhéroe que consiguió que no durmiera la siesta.

Y seguramente hay muchas más series que se me vendrán a la cabeza en cuanto pulse el botón "publicar entrada", pero si éstas son las primeras que se me han aparecido, por algo será. Por cierto, bendito DVD que nos mantiene la esperanza de ir recuperando nuestro pasado.

1 comentario:

REFO dijo...

SOAP (ENREDO) es una de mis primeras incursiones en el humor adulto. Era un incondicional y mi madre me dejaba verla a pesar de que la emitían tarde.

Pásese por el Fondo del Abismo y busque el artículo sobre CHOCKY, es una de esas series de culto que conocemos cuatro gatos.

Un saludo.