Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, mayo 31, 2005

Crónicas del Festimad Parte V (El campo de batalla)


El campo de batalla

No, no voy a hablar de lo que ocurrió por la noche, porque voy a confesar algo. No aguanté y me fui antes.

El sábado nos levantamos de la tienda. Las colas para la ducha eran de varios kilómetros, pero daba igual, no nos íbamos a duchar. Las colas para conseguir beber un poco de agua del grifo eran aún más largas que las de las duchas. Pero daba igual, llevábamos una botella de agua mineral. El sábado era mi cumpleaños y nada iba a conseguir estropearlo.

Pasamos la mañana completa en el polígono, buscando la sombra de los bares, que alucinaban ante la avalancha de jóvenes mugrientos. Botellín tras botellín, el día empezaba muy bien.

Pero entonces volvimos a la zona de conciertos y lo que nos encontramos es lo que hay en la foto de arriba. Un auténtico campo de batalla, una zona en la que nadie se le ocurriría pasar más de diez minutos. Encima, el sábado comenzó a llegar mucha más gente que el viernes. Cada vez que querías pedir de beber podían pasar más de cuarenta minutos hasta que te sirvieran. Seguía sin haber grifos suficientes para calmar la sed. Nosotros no aguantamos y nos fuimos antes de las ocho, pero la gente que se quedó, encima tuvo que aguantar un retraso de cinco horas. ¿Cómo querían que la gente no se amotinara?

1 comentario:

NAdj dijo...

Juosjuos animalito