Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, julio 26, 2008

Summercase 2008: fin

Hace ya una semana del Summercase, así que conviene ir cerrando ese asunto.

Nos quedamos en que me lo pasé muy bien con Cadence Weapon. Después, un paseíto y al escenario Walkman a ver una de las viejas glorias que venían al festival: Blondie. Aquello estaba ya petado de gente (dicen que este año había menos que el anterior, pero gente había, os lo prometo). Escuchamos varias canciones, y cuando nos acercamos a la barra para escuchar otra mientras nos ponían unas cervecitas, nos encontramos con un grupete de amigos. Antes de seguir, aquí tenéis un trocito de la actuación desde donde yo estaba ubicado. Bastante lejos, veréis.

Con estos amigotes nos fuimos al concierto de Interpol. Fue un concierto seguido sólo a medias, escuchando canciones entre conversación y conversación. No tengo ningún disco del grupo, pero algún que otro tema llamaba mi atención y me hacía abstraerme de la charla para concentrarme en la música, lo que indica que, dentro de lo que cabe, me gustaron. Habrá que bajarse algo para asegurarse. De momento, aquí va lo que grabé de ellos.


Eso de asistir a los conciertos más como música de fondo que con plena atención sería algo que se repetiría casi hasta el final de la noche. De esta manera, Maxïmo Park es un grupo que ni conocía, ni conozco ahora, porque estuve en su concierto, pero la verdad es que no presté mucho interés en seguirlo. A The Verve ni siquiera hicimos el esfuerzo de escuchar un tema. La noche parecía acabada para nosotros. Nos lo habíamos pasado bien, llevábamos un tiempo ya sin beber por eso de que había que coger los coches, y decidimos acercarnos a ver a un japonés que se hacía llamar Cornelius antes de salir, por simple curiosidad. Creo que fue el concierto que más me sorprendió de todo el Summercase. No soy seguidor de la música electrónica, pero durante la hora que estuve viendo su espectáculo no cerré la boca - de admiración - en ningún momento. Esa mezcla de electrónica, guitarras potentes, aparatos extraños y un juego con la imagen que no es simple compañía de las canciones (como en el concierto de Los Planeta), sino que es parte misma de ellas, me dejó bastante alucinado. En los vídeos que pongo a continuación no se aprecia esa fascinación, pero como muestra bien vale un botón.


Pues nada, faltaron bastantes cosas por ver, pero eso fue todo, amigos.
Hasta otra.

3 comentarios:

Anna dijo...

y en el FIB? has estado?

:o

nos tienes abandonados eh... :(

Zero Neuronas dijo...

No, coincidían los dos festivales. Al FIB sólo he ido una vez, hace ya ocho o nueve años, y me lo pasé muy bien.

Y no os tengo abandonados, este post es del sábado y hoy es sólo martes, pero es que ando muy ocupado. A ver si a lo largo de hoy, o como mucho mañana, os presto atención. ;-)

Galahan dijo...

Yo sí estuve en el FiB el domingo. Grande Leonard Cohen!
Eso sí, Morrisey un poco dramas.

Y sí, Cornelius mola mucho.
Y vamos, si tu tienes abandonado esto no sé que es lo que debo estar haciendo yo, juju!

Saludos!