Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

miércoles, julio 02, 2008

Dios visita España

Nunca me he considerado demasiado freak, pero hace poco me tomé la molestia de ir hasta la Feria del Libro justo después de haber participado en una carrera de diez kilómetros sólo para que Sapkowski me firmara un libro.

Ahora llega una prueba de fuego (y de hielo). Según anuncia en su no blog, George R. R. Martin firmará su Canción de Hielo y Fuego (e imagino que si alguien quiere que le firme algún libro ajeno a la saga, también) en Madrid el día 10 de Julio, y después irá a la Semana Negra de Gijón, a Barcelona, a Granada, a Málaga...

A pesar de los ratos inolvidables que George R. R. Martin me ha hecho y me hará pasar, dudo que esta vez mi lado freaky gane a mi lado sensato, sobre todo porque el 10 de Julio es jueves. Pero ya que este hombre fue guionista y en este blog hablamos de tele de vez en cuando, que alguna cadena se digne a cubrir su visita, que alguien lo entreviste en profundidad, reclamo.

El título de este post es un poco exagerado, pero si Dios es aquel ser que creó un mundo y lo pobló de personajes, George R. R. Martin es lo más parecido a eso que existe hoy día.

4 comentarios:

Carmen dijo...

Jajaja...me ha hecho gracia el titulo del post..menos mal que no eres friki Antonio, que si llegas a serlo no sé cómo lo hubieras titulado.
No le hagas caso a la razón y escapate el jueves a que te firme...¿cuándo vas a tener otra oportunidad así?

al dijo...

Pues yo ahora estoy leyendo 'Juego de tronos' y me ha enganchado hasta el punto de que no sé si leer el siguiente capítulo o ponerme un episodio de 'Los Soprano'. Y me he bloqueado.

Zero Neuronas dijo...

No sabes cómo te entiendo. En esa disyuntiva debes sentirte como cuando a la madre le hacen la típica pregunta de a cuál de sus hijos quiere más. ¿Por qué coño hay que elegir?

al dijo...

Debo confesar que ya me había visto 'Los Soprano' entera, pero ahora que tengo los últimos episodios en versión legal y con subtítulos bien escritos, se me ha presentado la excusa para verla otra vez.