Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, septiembre 14, 2006

La realidad es demasiado real para parecer real

Pues sí, el título de este post me vino cuando ayer terminé de escribir sobre Marchando. Había leído en una reseña que la película cuenta anécdotas reales que le pasaron a varios camareros. Y eso es lo que falla.

Hace años hice un curso de guión con Javier Palmero, y cuando llegamos al tema "diálogos" nos contó una anécdota muy ilustrativa y que viene bien con el tema del que quiero hablar. Al parecer, para el guión de una película (creo recordar que El puente) querían dar mucho realismo a los diálogos. Tanto fue así que se dedicaron a grabar conversaciones en una corrala de vecinos para transcribirlas luego tal cual al guión. Así lo hicieron, pero cuando aquello se rodó, no había quien se creyera los diálogos, eran tan reales que parecían falsos.

Pues sí, la ficción hay que vestirla, un guión tiene que ser "verosímil", no "real" (a no ser que hagamos un documental).

Yo mismo trabajé más de dos años en una hamburguesería de una importante cadena americana, y viendo Marchando puede que reconociera un par de situaciones, pero plantar ante la cámara algo que se supone real no es lo suficientemente fuerte como para atrapar. El espectador no tiene por qué creer lo que le dices a priori, así que tienes que sorprenderle, hacérselo creer. Si algo te hizo gracia cuando ocurrió, plantéate si funciona como un gag para quien no sabe que aquello ocurrió de verdad. Si no funciona, no vale.

Al respecto de este tema, un compañero me comenta que eso ocurrió en el glorioso mundial de baloncesto de este año. Si pones en una película que un equipo llega por primera vez a la final, pero la estrella se lesiona justo en la semifinal y al entrenador se le muere el padre horas antes del último partido, el público movería el culo en sus sillones diciendo: "¡Anda ya! Y querrán que yo me trague esto".

1 comentario:

leticia dijo...

Completamente de acuerdo. Muchas veces me he preguntado cómo se consigue que una peli, serie, un diálogo, una situación parezca real, y a veces no tiene por qué estar basado en algo real o que haya sucedido, que para algo está la imaginación y esas cosas.
Saludos