Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

lunes, febrero 12, 2007

Tachando propósitos

A principios de año escribí un post sobre ocho propósitos para el año 2007. Mes y medio después, vamos a ver cómo va la cosa.

Lo de correr otro maratón, va para largo, porque el de Amsterdam es en octubre, pero ya estoy corriendo mis tres días por semana.

Con la novela, sigo en ello. De hecho, la semana pasada llegué a la página 100. Ya se sabe que los números redondos gustan mucho a los humanos, así que me sentí bien cuando pasé de las dos a las tres cifras. Teniendo en cuenta que creo que la novela completa no pasará de ciento setenta u ochenta páginas, ya me queda mucho menos.

Lo del otro guión de largo, aún no me he puesto a ello, ya veremos si es uno de esos propósitos que se quedan en el titero o no, que aún falta mucho 2007.

Un viaje lejano era otro propósito. Bueno, muy lejano no es, pero si todo sale bien y Dios mediante, tengo ya los billetes para una escapadita a Londres. Algo es algo.

El quinto propósito es el que me ha llevado hoy a escribir este post. Y es que esta mañana una cuadrilla pertrechada con todo tipo de instrumental ha comenzado a poner mi casa patas arriba para cambiar el suelo, pintar puertas y paredes y... "redecorar mi vida". Espero que en una semana todo esté acabado, porque aquello ahora mismo no es un hogar, es zona de guerra.

Los viejos VHS han pasado a otras manos que los disfrutará más que yo, con lo que me queda un enorme armario libre para poner otras cosas.

Con platos nuevos, ya habéis visto que sigo experimentando y compartiendo.

Y el octavo propósito era continuar con este blog. En ello estamos.

6 comentarios:

leticia dijo...

Pues nada que me alegro de que al menos una persona sea capaz de cumplir sus propósitos, porque yo el único propósito que me hago es no hacer propósitos porque sé que luego no los voy a cumplir,jajaja.

Anónimo dijo...

Antonio cuando te terminen las obras podrias poner fotos de como ha quedado todo, ¿no?

Zero Neuronas dijo...

bueno, no sé, mostrar la casa de uno es mostrar demasiada intimidad. Bastante es que empecé este blog con la foto de la máscara y presentándome sólo como Zero Neuronas y ya sabéis nombre real, apellido, dónde trabajo...
;-)

leticia dijo...

La gente ya no se corta en pedir nada ¿eh?,jejeje

Lee dijo...

It's true. We, humans ( bunch of weirdos)like round numbers. We have a sense of completion then. How many pages do you think you're gonna write till you get to the "abortion" process and trim your test to the number you see fit? I heard some would go as far as writing the double.
Regarding the renovations in your house, I do hope you have somewhere to go when things get "really dirty". I've been through one of this in-loco renovations and got nearly crazy by the middle of it. Anyway, good luck. :-)

Zero Neuronas dijo...

Bueno, no creo que escriba tanto como el doble de lo que quede después. Probablemente en la reescritura recorte algo, pero también es probable que añada descripciones y aclaraciones sobre las que ahora estoy pasando de puntillas, así que me imagino que el número de páginas no variará demasiado. Y con lo de la casa, afortunadamente tengo otro sitio donde ir a dormir. Si no, no sé cómo podría soportarlo. Gracias por la preocupación y el ánimo.