Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

miércoles, julio 26, 2006

Product placement

Una manera a veces sutil, a veces no tanto, de hacer publicidad es lo que se conoce como Product placement (o posicionamiento de producto). Ese recurso de un personaje bebiendo determinada marca de zumos o usando determinado teléfono móvil no es algo exclusivo de películas de cine y series de televisión, también se da en vídeos musicales, videojuegos, programas de televisión e incluso obras de teatro.

Sí, sí, en Hospital Central también hay, claro está, pero lo que me ha resultado curioso y de lo que quiero hablar hoy es del relato de cómo un product placement se convirtió en eje fundamental de una de las mejores películas de Alfred Hitchcock.

En el libro Sólo es una película, libro por el que me paseo de vez en cuando, disfrutando lentamente de él, un publicista cuenta cómo ocurrió.

El jefe de ventas de los encendedores Ronson Lighters se acercó al publicista en cuestión y le lanzó a bocajarro, "Sé que conoce a Hitchcock, ¿por qué no enchufa nuestros encendedores en una de sus películas?". El publicista, efectivamente, era amigo de Hitchcock y se lo comentó. Daba la casualidad que el director estaba preparando Extraños en un tren, y le dijo, "bueno, si es importante para tí, veré cómo puedo meter el encendedor". Y vaya si lo metió. Para quien haya visto la película, sabrá que es una de las piezas claves de todo el misterio (al parecer en la novela original ese papel lo jugaba un libro).

Eso nos da una buena lección para cualquier guionista: no hay que dejar que los condicionantes se conviertan en obstáculos, más bien, hazlos tus aliados. Todo irá mejor para todos.

5 comentarios:

Guillermo Zapata dijo...

Pero seguro que la empresa del mechero se sentía enormemente satisfecha con la simple (o no tan simple) aparición de su producto. Seguro que no dijeron, pero éste mechero tiene que encenderse quince veces, mostrar sus propiedades curativas. Seguro que tampoco obligaron al guionista a que les entregara su guión, ni cambiaron cosas del mismo (el aspecto del protagonista o del tipo que sujeta el mechero) Ni obligaron a incluír frases vergonzantes y penosas.

La ley no escrita dice que el product placement funciona mejor cuanto menos estorba el anunciante (es decir, cuando los guionistas pueden incorporarlo a la historia) Cuando pasa lo contrario, el tema canta, parece un anuncio y el público no se lo traga. Como profesional prefiero el primer caso, pero para la sociedad y la democracia es mucho mejor el segundo, cuando el product placement canta y el espectador bloquea el estímulo. En general, todo al asunto del product placement es bastante vergonzoso.

No me tengas en cuenta éstos rebuznos querido zero. Es que estoy en fase escaleta y ya sabes lo que me altera eso :=)

Zero Neuronas dijo...

Sí, ya sé lo que te altera, pero no tanto como la fase "rehacer escaleta", ;-)

leticia dijo...

¿Cuánto tiempo tardas zero, por ejemplo, en escribir el guión de un capítulo? y otra cosa ¿seguís trabajando ahora en verano, no?

Zero Neuronas dijo...

Se tardan unas cinco semanas en escribir un guión, y sí, seguimos trabajando, aunque mañana yo me escapo unos días a la playita, con lo que dejaré este blog abandonado, pero será poco tiempo.
Saludos.

Product Placement dijo...

PRODUCT PLACEMENT


El product placement o emplazamiento de producto es toda forma de comunicación comercial audiovisual consistente en incluir, mostrar o referirse a un producto, servicio o marca comercial de manera que figure en un programa.



La agencia especializada Product Placement (www.productplacement.com.es), con sede en Madrid y ámbito global, se presenta para hacer frente a la creciente perdida de efectividad de los anuncios televisivos tradicionales debida a la saturación de spots y pausas comerciales, al zapping, a la fragmentación de audiencias por la aparición y maneras de consumir los nuevos canales de televisión digital, a la caida de la inversión en publicidad convencional en televisión, al descenso de las ayudas estatales a medios de comunicación y como vía de financiación para producciones de obras audiovisuales, películas, series y programas de entretenimiento para televisión y videojuegos.



El product placement llega a los consumidores de manera muy efectiva, no intrusiva, logra elevados índices de impactos, establece importantes conexiones emocionales con los consumidores y es más económica que la publicidad tradicional.



El product placement será la técnica publicitaria, la herramienta de marketing y la comunicación comercial audiovisual del Siglo XXI.