Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, agosto 09, 2005

Ya sé por qué tengo "Zero" Neuronas

Por esa costumbre de los blogueros de ver cuántas visitas tenemos y de dónde nos vienen, he descubierto que alguien llegó a mí poniendo en un buscador "por qué se acaban las neuronas". Ahí aparezco como la primera opción. Pero viendo qué más aparecía junto a mi modesto blog, he llegado a una inefable página que me he leído del tirón entre la risa, el absombro, la incredulidad y las ganas de llamar a la policía. La página pertenece a una especie de secta y se titula Consecuencias de la masturbación,... y parece que no trae nada bueno.

De verdad, como monólogo humorístico no tendría desperdicio. Lo malo es que alguien se toma una cosa tan absurda en serio. Merece la pena leerla, pero por si no os apetece os contaré que entre otras joyas cita a un tal Samael y dice cosas como:

"Cuando alguien se masturba, está cometiendo un crimen contra natura. Después de que ya ha eyaculado la Entidad del Semen, queda cierto movimiento peristáltico en el falo, esto lo sabe cualquier hombre. Durante la masturbación, lo único que recoge el falo con el movimiento peristáltico es aire frío que va al cerebro, así se agotan muchas facultades cerebrales. Innumerables sujetos han ido al manicomio por el abominable vicio de la masturbación".

Y ya sin citar a nadie se atreve a lanzar afirmaciones "científicas" tales como:

"Cuando el masturbador agota el calcio del organismo se ocasionan dolores en los huesos y cansancio en las piernas. Los huesos fuertes indican virilidad. Bien sabemos que en la médula ósea se forman los glóbulos rojos, plaquetas, etc. el joven masturbador no permite una buena formación de su médula ósea y eso le trae consecuencias para toda su vida. Al agotarse el fósforo por la masturbación, se genera problemas nerviosos y temblores. El masturbador agota notablemente la lecitina y esto origina la neurastenia que consiste en una atonía general de los nervios".

Las mujeres tampoco se libran, claro:

"La masturbación también se da en las mujeres y esto es algo doloroso y cruel".

Y para mi desgracia dice que "los manicomios están llenos de hombres y mujeres que arruinaron su cerebro en el asqueante vicio de la masturbación. El destino de los masturbadores es el manicomio". (Ahora sé por qué encerraron al Loco Rodríguez).

Dice muchas más cosas sobre la masturbación, pero para nuestro regocijo, termina dando unos consejos sobre cómo abandonar el vicio. El mejor de todos es el de no comer exceso de carnes rojas, aunque bueno, eso de no usar ropa interior apretada tampoco esta mal, y no digamos el de evitar las amistades vulgares...

Y después soy yo el que tiene zero neuronas...

P.D.: ¿Qué pensará el Foro de la familia de todo esto?

1 comentario:

Clayton, el pingüino dijo...

yo debo estra entonces Loco de atar, este vicio me encanta...

vivan los pajeros

Saludos desde Chile