Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, noviembre 16, 2007

Guateque privado: reservado el derecho de admisión

Todos sabemos ya que en el Ayuntamiento de Madrid parecen haber aparecido algunos casos de corrupción en la concesión de licencias, una de las funciones más claras de los ayuntamientos. Gallardón se ha llevado las manos a la cabeza cuando se ha enterado y ha propuesto la única solución que cabía esperar de un político como él: privatizar la concesión de licencias. Toma ya confianza en los cargos públicos.

No sabía yo que las empresas privadas estuvieran libres de corrupciones y que eran insobornables. Me imagino a un tipo con un local sin las garantías mínimas para ser abierto que se acerca con un saco de billetes al de la empresa privada y le dice: "ten, este montonazo de euros es para ti si me das la licencia", y al de otro diciendo: "no, no puedo... soy empresa privada, libre de pecado y puro como el aire de la sierra. A mí el dinero no me importa, sólo me importa hacer las cosas bien".

Si lo privado funciona así, habrá que aplicarlo a más sitios donde haya aparecido la corrupción. Tras Roldán, Guardia Civil privada, por ejemplo. O... ¿para qué han liado tanto en Marbella? Se hubiera solucionado todo poniendo una empresa al frente del ayuntamiento. Qué coño, hagamos política preventiva: nada de elecciones generales, a partir de ahora, un gobierno privado.

Viva el mal... viva el capital.

4 comentarios:

Reputada dijo...

Gay-ardon ha hecho gala de la poca vergüenza que tiene:
primero se hace el soga y dice que él qué sabía, coño pues tu has puesto a los cargos de libre designación al frente de las distintas áreas de las juntas del ayuntamiento, luego son tus amigos los que tenían que controlar a los funcis, algo de culpa tendrás, ¿no?
segundo, como hay unos corruptitos voy y privatizo, anda hijo que te has quedado calvo de tanto pensar, eso es más propio de EspeprivatizolotodoAguirre.

4M dijo...

¿Esto es Marxismo de los Hermanos Marx?

4M dijo...

...Por no decir que a esas "empresas certificadoras externras" habrá que pagarlas...también con nuestro dinero, supongo.
Estoy harta de sufrir esta terminologia de "externas" como si por ello, como tú dices fueran incorruptibles; me suena de algo de mi ámbito laboral también.

leticia dijo...

A mí lo que me sorprende es que esto pasa en Madrid, y de repente los medios de comunicación de cada provincia se ponen a indagar en los Ayuntamientos, que si cuánto tiempo tardan en tramitar una licencia, que si no se qué. O sea, pasa como con todos los temas hasta que no pasa en un sitio nadie se preocupa y luego de repente todos a investigar sobre lo mismo.
Lo digo por experiencia propia, trabajo en un periódico provincial