Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

domingo, octubre 21, 2007

Un largo día

A eso de las cuatro y media de la noche me desperté y no volví a conciliar el sue;o hasta pasadas las cinco. Después, a las siete y media me desperté, me levanté, me duché, desperté a mi chica y nos preparamos para afrontar mi prueba. El maratón empezaba a las diez y media de la ma;ana. A las nueve y media pasadas ya estábamos en el estadio olímpico de Amsterdam. El día parecía que iba a acompa;ar. Había, como dirían los hombres del tiempo, más claros que nubes.

Esta vez no cometí el error del a;o pasado y comencé trotando, disfrutando. Y aunque aceleré un pelín, seguí así, disfrutando del paisaje hasta más allá del medio maratón. La verdad es que la mayoría del recorrido es precioso, sobre todo la parte que rodea al río Amstel, con grandes extensiones verdes y (sí, Carmen), sus correspondientes vaquitas pastando. Pero también ovejas, gansos, cuervos, ponys...

Hasta el kilómetro veinticuatro, llevaba una media de seis minutos al kilómetro (un poquito menos quizá). Y tras pasarlo decidí acelerar un pelín más. Fui ganando minutos hasta el kilómetro treinta y cuatro más o menos, pero ahí las piernas empezaron a dolerme (una proeza, esto mismo me pasó el a;o pasado en el veinte). Volví a bajar el ritmo, pero ya había ganado bastante tiempo y lo mantuve. En fin, que acabé en el estadio olímpio con un tiempo bastante aceptable para mis posibilidades (de hecho, estoy muy contento con este tiempo): 4 horas, 04 minutos y 14 segundos.

Tras un poco de estiramiento y una sesión de hidratación a base de Gatorade, agua y cuartos de naranja, me tomé un perrito caliento y volvimos al piso que tenemos alquilado por estos días. Allí comimos algo más, una ducha y de vuelta a la calle, que por mucho que duelan las piernas, hay que ver algo más de Amsterdam.

Paseito en barco, cervecita de media tarde, visita de alguna zona que no conocíamos aún, cena ligera y a casita, a donde casi acabo de llegar. Ahora toca preparar la maleta, tomar una buena aspirina para ver si me disminuye el intenso dolor de piernas, y a dormir.

E... e... eso es todo, amigos.

9 comentarios:

Carmen dijo...

Antonio, es bueno ver que sigues vivito y coleando, jejeje.

Oye, 4 horas está muy bien, ¿no? o al menos a mi me lo parece...A mi todavía me tendríais por allí corriendo, jajaja.

Me alegra saber que te has librado de los sandwiches de pepino ;-P

Que descanses!

4M dijo...

Felicidades por tu marca, y te ha dado tiempo después de todo a hacer turismo, con dolor de piernas y todo. Dios mío, eso es heroíco para mí.
Que duermas bien y tengas buen viaje.

Lee dijo...

Four hours. Cool. I'd have done the same time, of course. On a bike. ;-) By the way, wasn't there supposed to be a scene with a bike in the ep you wrote? You even mentioned you've written a wife that was then "removed" and replaced by a workmate. Did I miss that somehow or it wasn't shot after all?
As for the landscape, some people come for the half marathon of Rio de Janeiro sometimes just for this view itself since it goes along the beaches but I guess when you start appreciating the view, it slows you down, so it's not wise to choose a marathon using such idyllic criterium. Do you choose your marathons according to geographic possibilities or is there a ranking of sorts you have to follow?

al dijo...

Felicidades.

A mí también me duelen las piernas, y lo único que hice fue buscar setas el sábado.

Zero Neuronas dijo...

Gracias por las felicidades, aunque sé que seguiré hablando un poquito más del maratón hasta hacerme pesado ;-) Pero es que cuando uno hace una cosa de estas, hay que sacarles rentabilidad.

Y Lee, sí, yo hablé de un episodio con dos ciclistas, pero no es el que se emitió, sino el que está por emitir, el episodio 201. Lo que pasa es que el accidente en bici no se ve, sólo se habla de él.

Ah, esta respuesta la escribo ya desde mi casita en Madrid. Home at last.

4M dijo...

Pues, bienvenido a casita.
Yo esas cuatro horas, las habría hecho no en bicicleta,sino en coche....je,je.
¡QUé vértigo, hablar del capítulo 201! ya. O sea hay vida después del 200...

María* dijo...

Ojala fuera yo deportista!!!
enhorabuena y a descansar y a que te den muchos mimitos

leticia dijo...

Eso, eso sobre todo lo de los mimitos es muy importante,jeje

Cris dijo...

Madre mia, que bestia, 4 horitas ami me parece realmente poco.....yo iria todavia por la parte del perrito caliente...jeje
Enhorabuena.