Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

miércoles, mayo 09, 2007

El error de House

Hace sólo dos días hablaba de lo que se puede aprender de los errores ajenos, y citaba el caso de los sueños en los guiones diciendo que un sueño es un recurso a evitar.

Pues bien, ayer me puse a ver House. Debo reconocer que no soy seguidor de esta serie, que sólo veo capítulos sueltos, pero es que ayer volví a entender por qué. House tiene siempre el mismo esquema, pero eso puede ser parte del secreto de su éxito, no digo que no. A la gente le gusta lo reconocible. Pero es que en el capítulo de ayer aparecía...¡¡un sueño!!

La cosa era más o menos así, sin entrar en detalles: el caso del día sigue sus habituales pasos, parece una cosa, medican al tipo, no reacciona, parece otra, pruebas, reacciona mal, no saben lo que tiene, etc, etc. Y entonces House dice: "me voy a dormir a mi casa, que durmiendo se encuentra la solución a muchos problemas". Y se va, pero no consigue dormir (tiene un problema con su vejiga). Da vueltas y vueltas en la cama durante toda la noche. Al final, sin haber pegado ojo, vuelve al hospital. Sus pupilos han administrado bicarbonato sódico al paciente a sus espaldas, pero éste, en lugar de mejorar, ha empeorado. Tiene una parálisis que se va extendiendo, y si antes afectaba sólo a las piernas, ya ha llegado al abdomen. House empieza a sentirse mal (sigo sin entrar en detalles), se marea, y su nariz comienza a sangrar. Entonces... ¡¡plaff!! SE DESPIERTA.

Está en su casa (se ha meado en la cama) y sí que ha dormido. Todo lo anterior no era más que un sueño, pero un sueño en el que ha encontrado la solución al problema. Entonces va al hospital y, efectivamente, la parálisis del paciente aumenta y parece que le han administrado bicarbonato sódico. Vamos, que la primera parte de su sueño se ha cumplido en la realidad. Es que ahora, además de House, esta serie es también Medium. Y la clave a todo está en el sangrado de su nariz por algo que no logré entender muy bien. Pero eso da igual, él es borde y antipático, que es lo único que importa.

Vamos, me imagino presentando un desarrollo de trama de esa guisa para Hospital Central. Seguro que pocos segundos después me obligan a firmar el finiquito.

Y con razón.

8 comentarios:

maria luisa dijo...

es ficción...las series son así...de ficción... seguro que si lo haces te subirán el sueldo

leticia dijo...

subir el sueldo??? Por Dios, yo tampoco veo House por la misma razón, se repite siempre la estructura y cansa muschísimo. No ha conseguido engancharme. Creo que el éxito de esta serie, aunque creo que en audiencia es superada por Los Serrano, reside en el personaje y la bordería de House, para mí no tiene más.

Anónimo dijo...

Hola Antonio, a mi tampoco me gusta House por lo predecible, mecanizados y estereotipados de sus capitulos a demás de sus personajes. House es borde gratuitamente y siempre reproduce los mismos esquemas, su personaje me parece carente de matices, algo que por ejemplo si que habeis conseguido con la borderia de Vilches.
Por dios, ni se te ocurra proponer un atrama así, o de esa guisa, Hc nunca se ha caracterizado por poner a los medicos como magos, o Dioses todo lo saben, son médicos que investigan dan vueltas pero si los disparates de la otra serie, por lo menos desde mi punto de vista. Un saludo.

Amparo dijo...

Antonio, no olvides que hace no mucho tuvísteis una trama similar: La de aquel hombre que tenía un "poder" y veía lo que iba a pasar.

Estaba dormido y soñó que Claudia (creo que era ella) entraba, hacía alguna historia en el gotero y decía alguna cosa. Luego el paciente se despertaba, entraba Claudia, hacía todo lo que él había soñado y el tío decía, directamente, lo que ésta le iba a decir. :O Cómo lo sabías?!?! Y esas cosas.

Ejem ;P

Galahan dijo...

Le sangraba la nariz porque era la manera de visualizar que ese hombre tenía las narices cauterizadas por un problema de extrema rotura de capilares (una enfermedad).

Que era la clave del asunto.

De todas formas, lo del sueño viene por la disputa con su compañero (el otro médico, no sus ayudantes) sobre que House sigue sus intuiciones y no tanto la lógica aparente. No mear le impedía pensar. Al conseguir mear (se meaba en el sueño y en la cama al despertar) conseguía dar con la clave.

A parte, la secuencia del sueño venía muy bien para ver el aparente agobio de House, su pequeña locura aparente al no resolver el caso (que intrigaba al espectador) y la pildorita con la jefa del hospital de ¿Tú qué haces aquí? "yo siempre he estado aquí". Que se explica después al ver como House sigue coladete por ella aunque lo niegue (secuencia epílogo)

Y esto lo explico sin haber visto el principio del capítulo, vaya.

A mi los capítulos de House me parecen, efectivamente, que siguen un esquema parecido, pero es un esquema que cambia por el caso cada semana. Y son casos curiosos.
A parte, los personajes (House y su interacción con los demás, más que los personajes) son interesantes y atractivos para el espectador.

Y qué narices, está muy bien hecha. Y los actores son creíbles en su exageración.

Saludos!

Zero Neuronas dijo...

Galahan, tienes razón en lo último, la serie está muy bien hecha. E incluso en el capítulo de ayer hay muchas cosas de guión que me gustaron mucho (ese supuesto mal olor de la habitación que en verdad era mal olor de su propia boca, esas manchas de tumor en el tac que desaparecían...), pero bueno, de lo bueno no iba a hablar, que siendo una serie americana se da por hecho.

De lo demás no estoy tan de acuerdo. Que un sueño le ayude a dar con la solución me lo puedo llegar a tragar, pero que llegue, ponga la tele y salgan las mismas imágenes que en su sueño, eso ya me parece otro género. Pero bueno, son gustos. Es que en general me parece que a House se le permiten muchas cosas que un espectador nunca dejaría pasar en una serie española.

Y Amparo, es verdad lo de la trama que cuentas, pero se trataba precisamente como algo que nadie creía, algo "raro", no como la norma.

En fin, que uno tiene que defender lo suyo ;-)

yolijolie dijo...

totalmente deacuerdo con lo que dice galahan. Lejos de considerar sus capítulos predecibles y estereotipados, considero que hay infinidad de detalles que solo siendo seguidor de la serie consigues caer en verlos. Está llena de matices, y, si bien guarda una estructura (qué serie no) los personajes son muy ricos, muy característicos y diferenciados entre ellos,tanto como para ser seguidor sólo por la trama que se da entre ellos al margen del enfermo que está sin diagnosticar.Además,algunos de ellos aún está por "explotar", como Chase (el rubio de los ayudantes)
La única pega: que no sea apta para hipocondríacos.

Anónimo dijo...

Lo que si sería un sueño es que te subieran el sueldo por presentar una buena idea (o mala). El sueldo no se sube en la realidad. De hecho ni siquiera en la ficción.