Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, octubre 06, 2005

Gritar en la oscuridad

Ayer hablaba con mis compañeros de trabajo del miedo que pasamos todos viendo El exorcista. No sé si antes uno era más inocente cinematográficamente hablando, o es que antes las películas de miedo se hacían más para dar miedo que para asustar. El caso es que he recordado lo mal/bien que lo pasaba en el cine en mi adolescencia en aquellas películas. Tal vez la primera película que me hizo estar toda una noche sin dormir fue Phantasma. La vi con diez u once años y no podía dejar de imaginar que debajo de mi cama esos esclavos semimuertos esperaban a que me durmiera para atacarme.
Y a partir de ahí, discurrieron una serie de películas, la mayoría menores, que me fascinaban y no me dejaban dormir, desde Profecía Maldita hasta la consabida El Exorcista, que disfruté entre constantes escalofríos (es que además la vi en un cine de verano cuando el verano ya estaba llegando a su fin).

¿Cuándo dejan de dar miedo las películas de miedo? Si lo pienso en serio, no creo que las películas de ahora sean realmente mucho peores (en cuanto a crear inquietud) que aquella serie B que tanto me gustaba. Sinceramente, creo se trata más de una cuestión de edad (o tal vez que mientras más ves, menos te implicas). Es una pena, porque me gustaba mucho sufrir en el cine.

1 comentario:

Grace dijo...

Creo que las películas de miedo dejan de dar miedo cuando tus miedos son tan palpables como un inspector de Hacienda o una hipoteca que te ahoga. Porque las niñas de "el resplandor" son como teletubbies en ese caso... vamos creo yo.
Mi película de "acojónateynotetapeslosojosquetevaadarlomismo" es "El Resplandor", la ví con 10 u 11 años y me impactó muchísimo. No me ha dado miedo nada más en mi vida, excepto "The Ring" (la japonesa).
Lo que sí em ha ocurrido es que antes "disfrutaba" con las películas de terror y ahora me dejan indiferente. No sé si es por la calidad del género, que ha decaído mucho o porque me he vuelto impermeable al miedo de pantalla... nu sé...