Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, febrero 19, 2008

Garbanzos con bacalao y espinacas

Estamos en Cuaresma, así que vamos a cocinar un plato típico de esta época: unos garbanzos con bacalao.

Un día antes de prepararlo, ponemos a desalar el bacalao (usé algo más de un cuarto), cambiando el agua al menos tres veces (una cada ocho hora más o menos). También ponemos los garbanzos en agua. Hay quien los pone juntos, pero ponerlos separados facilita la labor de tirar el agua del bacalao.

Cuando llega el día de cocinar, ponemos una olla con un buen chorro de aceite, una cebolla partida por la mitad, dos o tres dientes de ajo enteros, con un corte, y una hoja de laurel. Lo sofreímos solo un poco y añadimos abundante agua.

Cuando empieza a hervir, añadimos los garbanzos (yo usé poco más de medio kilo) y tapamos la olla. Tendrá que estar hirviendo hasta que se ablanden: depende del garbanzo que usemos, pero seguro que más de una hora.

Mientras tanto, sacamos el bacalao del agua, lo secamos y los desmigamos (si el que hemos comprado tiene piel y espinas, las quitamos). Abrimos una bolsa de espinacas de trescientos gramos, y las troceamos.


Cuando los garbanzos están blandos, añadimos el bacalao y las espinacas y salamos. Lo dejamos hervir al menos otros veinte minutos.

Mientras hierve, pelamos dos cebollas más, las picamos y las sofreímos. Una vez que estén doradas, añadimos una cucharadita de pimentón y otra de harina, removiendo para quitar los grumos. Añadimos además unas cucharadas del caldo de los garbanzos y lo mezclamos bien durante un minutito. Pasados los veinte minutos anteriores añadimos este sofrito al caldo y lo mezclamos bien. Lo dejamos hervir con la olla destapada como mínimo otros diez minutos, pero si es necesario, lo dejamos más hasta que los garbanzos estén bien blandos.


Para servirlo, podemos añadir unos huevos duros picados. Como cuando lo serví humeante tenía mucha hambre, me olvidé de hacerle la consabida foto, así que pongo la de la fiambrera con el platito para llevar a la oficina.

Lleva mucho tiempo, pero es muy fácil. Y está riquísimo.

4 comentarios:

Carmen dijo...

ESta vez, tampoco me aciertas con la receta Antonio, jajaja....Si alguien la hiciese igual la provaba, pero concinarla o pedirla en algún restaurante no. Lo dicho, no soy mucho de legumbres y pescados...Pero gracias por seguir poniendo recetas!

4M dijo...

¡Qué bueno! En mi caso si aciertas. Ah y sí, el huevo duro es imprescindible. ¿De verdad te llevas la tartera a la oficina?¡Qué heavy,Antonio!

María* dijo...

siempre me pilla leer tus recetas antes de comer y...ummmm...voy a ver si como

toni Nievas dijo...

DESHIELO.
La peor pelicula del cine balear y la primera pelicula directamente al youtubes por capitulos.

http://www.lacoctelera.com/toninievas