Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, septiembre 07, 2007

La jungla 4.0: un trovador entre magos

Cuando era pequeño vi en la tele una película que me dejó pegado al sillón: El cuervo. Ahora no recuerdo su fue la versión de 1935, o la versión de 1963. Lo que sí recuerdo es que acababa con un duelo entre dos magos que se lanzaban hechizos uno a otro. En una película de magia, tú te crees que eso es posible.

Ayer fui a ver La jungla 4.0. ¿Qué tiene esto que ver con el párrafo anterior? Enseguida lo entenderéis.

Ante todo, decir que me lo pasé muy bien, la película es muy entretenida tiene algunas líneas de diálogos y chistes muy divertidos y secuencias de acción geniales. Lo único, es que para entrar en el argumento, tienes que creer en la magia, como en El cuervo. En este caso no hay varitas como en Harry Potter, ni túnicas blancas o grises como en El Señor de los Anillos, sino teclados, pantallas y ordenadores, muchos ordenadores. Viendo la película, tienes que entrar en el código de que seis o siete tipos en una habitación con una serie de ordenadores son capaces de hacer cualquier cosa, cualquiera, de verdad. Si lo aceptas y te dejas llevar, ya está, te lo pasas en grande. E incluso en algún momento asistimos al típico duelo entre magos, entre el gran mago veterano que tiene su gran cayado de poder y el aspirante a mago con una varita rota pegada con celo (o lo que es lo mismo, entre grandes ordenadores y una PDA).

La mayor pega que le pongo es que a fuerza de tener que ir de menos a más, de que cada secuencia de acción tenga que ser superior a la previa, con el clímax final se han pasado tanto, pero tanto, que provoca la incredulidad y la risa. Y no digo más, que no quiero reventaros nada.

Ah, y en cuanto a Kevin Smith, fijaos si la película va de magia que su personaje se llama Warlock "El brujo".

Vamos, que si te dejas en la puerta prejuicios y sólo esperas una buena película de acción, te lo vas a pasar en grande.

3 comentarios:

Reputada dijo...

Ays yo es que le tengo adoración a john mclein ( o como se escriba), no me la pierdo fijito.

Oyes que vengo de Lunaticas que me ha mandao mi Lunag para darte un Premio

Zero Neuronas dijo...

Vaya, ¡¡gracias por el premio!! En breve procederé a dar cuenta de él en su merecido post.

Bbarron dijo...

La versión de El cuervo a la que te refieres debe ser la de 1963. Los magos de la secuencia final eran Boris Karloff y Vincent Price, todo un festín en v.o.

Gracias al enlace que facilitas he visto que Richard Matheson firmaba el guión, casi ná...