Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

domingo, septiembre 09, 2007

Chistes sin risas

Hoy sale en Vertele una entrevista con Guillermo Toledo, sobre la serie Cuestión de sexo. Me ha llamado mucho la atención el titular: "Me di cuenta de que la serie es inteligente porque no entendí el guión".

Al leerlo pensé o bien que era algo irónico sacado de contexto o que Guillermo Toledo se quería cargar la serie antes de que empezaran a emitirla. Así que me leí la entrevista entera. Y no, el párrafo en cuestión del que está sacado el titular es éste:

Me di cuenta de que la serie es muy inteligente porque cuando leí el guión no lo entendía. Muchos de los chistes no los comprendía, así que pensé que seguro tenía que haber guionistas inteligentes. “Cuestión de sexo” cuenta con muy buenos guiones, no es como cuando te entregan un texto que no hay manera de interpretarlo. Los guionistas tienen en cuenta que detrás de lo que escriben hay una interpretación.

No sé por qué hay gente que se empeña en identificar lo hermético, lo ininteligible, con lo bueno. Si el propio actor no entiende el chiste, quiere decir que o el guión es muy malo o el actor muy malo, y como de esto último no es el caso, pues la frase da que pensar.

Yo no sé muy bien qué es eso de "humor inteligente", pero desde luego chistes inteligentes no son los chistes que no hacen reír. Ya el Guionista Hastiado lanzó la pregunta de qué es humor inteligente, hace un tiempo. Allí podéis buscar respuestas (la mía incluida).

4 comentarios:

4M dijo...

Eso pasa siempre, ni te digo en poesía (uno de los recursos comunes al humorismo y a la poesía es la métáfora), cuanto más hermética es, mejor parece,y así te cuelan cada camelo de impresión. Y si no la sabes interpretar es que no eres inteligente...

Hay series que nacen con esas pretensiones, creo que depende un poco de la cadena y cuatro en general peca de ello. Lo poco que he leído acerca de ella, no me va a llevar a sentarme como loca a verla, aunque quizá lo haga y sea estupenda.

Muy buena tu reflexión sobre el humor inteligente, muy didáctica.
Por cierto ¿has dado alguna vez clases de guión? (no me contestes si no quieres, que soy un poco cotilla), porque tienes esa capacidad para explicar y que se entienda todo.

Humor inteligente era San Lubitsch y al fin y al cabo siempre partía de lo más burdo....

(Ah, la zarzuela de Lora, parece ser que transcurre en Córdoba, por ahí estará la información porque fue anoche el concierto, creo)

Maite dijo...

Yo sólo se añadir una cosa, Guillermo Toledo no ha sido muy inteligente al hacer ese comentario.

Ruth dijo...

Yo no sé qué les pasa a los de esta serie, pero están equivocándose en la promoción.

Hace unos días publicaron un reportaje en "El País" y Pilar Castro, una de las actrices, decía de la serie que era una mezcla entre "Friends" y "Mujeres desesperadas", lanzándose a las comparaciones que tanto daño hacen en estos casos.

O cambian de estrategia o van a perder puntos antes de empezar.

GraceNoPerdona dijo...

La verdad es que creo que en series españolas o nos ponen humor grueso tipo "Aida" o "Los hombres de Paco" o lo ve Rita la cantaora. Me joroba porque hay muchos actores y muy buenos y supongo qu ebuenos guionistas (yo conozco a unos cuantos y están en paro las criaturas o dedicándose a otras cosas precisamente po rno querer hacer ese tipo de productos).
Ha habido excepciones como el principio de "7 vidas" que tenía su puntito (aunque un puntito cañí, todo hay que decirlo).
Vale no somos americanos no vivimos en Wisteria Lane ni cvamos con nuestras amigas a comprar zapatos Manolo Blahnik para acabar siendo tristes Bridget Jones de diseño que quieren lo mismo que la genuina Bridget: unmaridoyunabodadeblancooooooooo, pero leñe, hay talento, las cadenas lo desperdician o quieren qu esea algo tan conceptual que lo malogran... en fins... poneos tele por cable y que le den al resto, con el ADSL hay quién te l apone casi por 7 euros más y así no sufre nadie.
y lo siento por tu Hospital Central, que sin ser santo de mi devoción al menos tiene estructura (por mucho que no sea de mi agrado, pero la tiene).