Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, enero 19, 2008

Las dos orillas

Tras el informe de la OMC del jueves, hoy El País saca unas declaraciones de mi compañeroyapesardeesoamigo, Juan Algarra, al respecto. Algarra es un hombre que prefiere pasar por la vida discretamente, pero los medios a veces le persiguen.

Cuando un periódico te llama, ponte a temblar. Puedes que tú digas "Me gusta mucho la sopa castellana", y el titular del artículo sea "Fulanito odia el gazpacho", porque el periodista quiere llamar la atención y da por hecho que adorar la sopa caliente es odiar la sopa fría. Por eso, cuando un periodista llama a Juan Algarra, él tiembla hasta que no ve el resultado impreso. Esta vez El País se ha portado correctamente, y leyendo el artículo veréis que todo lo que dice Juan Algarra es muy sensato.

6 comentarios:

4M dijo...

Pero esto es cuestión de lógica Antonio. Nadie quiere ver documentales, y creo que hay que entenderlo así como bien dice Juan. Mientras los médicos de la ficción no hagan cosas que atenten en contra de la ética profesional de los médicos reales o que perjudiquen profundamente su imagen (operar borrachos, liarse en frente de los pacientes, yo que sé)permitimos las licencias. Y en cuanto a amoríos pues claro que los habrá, no allí mismo con la vorágine de trabajo como dice Juan Algarra en el artículo, pero claro que los habrá. Ya sé que a veces decimos ¿pero es que estos personajes no tienen casa? porque todo les pasa en el trabajo, pero admitimos que la ficción es "Hospital Central" y no "En casa de..."
No nos vamos a librar nunca de que algún paciente diga que piensa que tiene tal y cual enfermedad porque la ha visto en la tele, pero serán los menos, como también había niños que se tiraban por la ventana pensando que eran Superman, pero es que hay gente pá tó. Y lo que más miedo da es que no se sepan distinguir las fronteras de la realidad y la ficción ¿no?
Ah, me gustó el comentario de Lee y el tuyo acerca de no quejarse sobre lo que les favorecía.

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece patético que la OMS se haya dedicado a hacer un "estudio" sobre esto. O sea, ¿se han dedicado a analizar las series que están ambientadas en hospitales (hay unas cuantas)?

¿En ese tipo de interesantes estudios gastan su tiempo y recursos? No sé, me parece ridículo, no sé como no les da vergüenza publicar una cosa así. A nivel personal, a la hora del café, que opinen lo que quieran pero esto...

Yo he visto gremios atacados por los medios de comunicación de manera directa, no en una ficción, y no hacen nada al respecto aunque deberían.
Por poner un ejemplo, el gremio de los taxistas a los que trás por ejemplo, salir a la luz un caso de un taxista que trabaja sin licencia o con un taxímetro trucado, se les ha llegado a llamar desde los medios de comunicación delincuentes y cosas peores.
Ese tipo de cosas sí que hacen daño a un gremio, generalizar un delito a un gremio, y además es denunciable.
Lo que no sería lógico es que denunciasen al equipo completo de "taxi driver" porque sale un taxista loco.

Los documentales están muy bien, claro, reflejan mejor la realidad, pero es que ya existen (yo he visto operaciones en vivo de todo tipo en la tele) Y no tiene que desaparecer la ficción (cine, series, literatura) para que nadie confunda ficción con realidad. Cada uno que vea lo que le apetezca.

El párrafo que tú destacas de seres anómalos y comportamientos anormales, yo que sé, mejor no decir nada al respecto, y más viniendo esta desafortunada opinión de un organismo compuesto por médicos (psiquiatras entre ellos), en fin, miedo me da ponerme en sus manos.

saludos
dragonfly

Anónimo dijo...

Po cierto, ya que he dejado un comentario, una pregunta: ¿de dónde te viene este gusto por la cocina? Tienes un largo repertorio de recetas y trucos, me parece increible ;-)

dragonfly

LETICIA dijo...

Bueno, yo entorno el "mea culpa" porque es cierto que muchas veces los periodistas actúan así. Yo he de decir en "nuestra" defensa que muchas veces esos titulares van marcados por el director, lo veo a diario, en serio. El otro día precisamente una compañera se quedó estupefacta cuando llegó a la redacción y leyó en portada un titular sobre un reportaje (sobre sanidad, por cierto) que había hecho. Al minuto ya la estaba llamando el médico en cuestión.
En fin...tampoco voy a excusarlos de todo, porque muchas veces son ellos mismos, que intentando llamar la atención como tú bien dices Antonio, se van por los cerros de úbeda.
Por otro lado, en este caso, bueno es normal que se quejen porque todos tienen derecho a opinar, pero también me parece muy correcto lo que dice Juan.

ojosdeirlanda dijo...

Hey


Las historias que se monta la gente sobre el tema "ficción-realidad" me llama mucho la atención. Voy a buscar y a leer el artículo antes de hacerme una opinión al respecto pero por lo que he ido leyendo creo que sigue habiendo un grave problema para que se diferencie la ficción de la vida cotidiana.

El escritor John Irving en su obra, El Mundo según Garp, confronta la ficción y la realidad con distintos puntos de vista, en lo que parece un punto de atención al lector que resulta bastante interesante cuando tocamos este tema.

Tema delicado. Woody Allen y "La Rosa Púrpura del Cairo" afecta hasta las plumas de los periodistas.

Un saludo.

CAMBERRA dijo...

Hola a todos,

Primero, perdón por postear aquí sin hacer referencia al artículo, pero necesito algún consejo.
Hice una prueba de guión sobre un mensaje que dejaron en varias webs en las que tenías que escribir 5 secuencias de una secuela de “Casablanca”. El mail de referencia era guionestv@gmail.com. A partir de ese momento, ninguna contestación. Ni confirmar que ha llegado, ni siquiera un comentario.

Alguien sabe de que productora se trataba? A qué hacia referencia? Creo recordar que el pianista no recomendó el envío, pero, joder, deberían tener un mínimo de responsabilidad y contestar.
En fin, si alguien sabe algo, me gustaría que me contestara,

Gracias y un saludo,

Camberra