Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, enero 25, 2008

Carpoolers

No hay duda de que las series de televisión norteamericanas son muy buenas. Pero cuando se afirma esto casi como dogma, se olvida que también hay muchas, muchísimas, series norteamericanas muy malas. Lo que ocurre es que aquí las cadenas sólo compran las que han tenido éxito. Ahora, gracias a internet podemos ver también las series menos exitosas, desde las mediocres a las malas.

Ayer vi el primer capítulo de la comedia Carpoolers, y no tiene nada que envidiar a nuestras peores series patrias.

A ver, la cosa va de unos tipos que viven en la misma urbanización y comparten coche para ir al trabajo. Con esa excusa nos van contando sus miserias. Pues bien, para el primer capítulo eligen el tema de la debilidad masculina, del hombre que cada vez se siente menos necesario para la mujer. Y lo ilustran con que uno de ellos piensa que su mujer gana más que él. Como tema, no está mal, pero el tratamiento me pareció penoso.

Creo que da igual que os cuente el capítulo, así que a ello voy. El tipo empieza a comerse la cabeza porque su mujer... ¡ha comprado una tostadora de doscientos dólares! A partir de ahí no puede pensar en otra cosa y no puede tener sexo. La cosa es tan chusca que sus compañeros de coche entran por la noche en su casa... ¡para robar la tostadora! Su mujer los pilla, descubre por qué su marido está tan raro y... ¡reconoce que gana menos que él! Uff, menos mal.

La premisa puede estar bien, pero la solución no puede ser más arcaica y machista. Tal vez debería ver un capítulo o dos más antes de opinar, pero creo que voy a borrarlos de mi disco duro, que hay que liberar espacio.

5 comentarios:

sobreunanube dijo...

A mí tampoco me gustó y también borré el resto de la temporada aunque no me parece que la serie (bueno, el episodio que vi) sea machista.

De hecho creo que se ríen de ello. El lloriqueo de la primera escena ya marca el tono, ¿no?.

Zero Neuronas dijo...

No es que el episodio me parezca machista en sí, me lo parece ese detalle. Lo que sí me parece es un humor muy simplón y, lo que es peor, absolutamente previsible.

sobreunanube dijo...

Pues va a ser que estamos de acuerdo :-)

Pope dijo...

En Estados Unidos se hacen muchísimas series malas (y podemos ver varias de ellas en la tele) pero también es cierto que allí se permiten correr riesgos que aquí no se corren con las series.

Algunas de las series arriesgadas tienen que cancelarse porque, efectivamente, no gustan, pero gracias a esa política tenemos Sopranos, larry david, A dos metros bajo tierra etcetc.

Aquí parece que nos queda bastante para llegar a una situación así.

José Ignacio dijo...

Con las series estadounidenses nos esta pasando lo mismo que con el cine. Todo el mundo se acuerda de lo bueno y olvida lo malo. Exactamente lo contrario que ocurre cuando se habla de cine o de series españolas.