Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

miércoles, septiembre 14, 2011

Entrevista a Alejandro Frías (autor de "Alejandro y la pesadilla de Senoi")

Hace poco conté que había aparecido en el mercado la novela Alejandro y la pesadilla de Senoi.

Terminé la novela poco después de publicar aquella entrada, porque, tanto como de fantasía, es una novela de aventuras en su sentido más clásico, y su lectura resulta muy amena. En lugar de hacer una crítica de la obra, he decidido que ya que tengo acceso al autor, lo mejor es hacerle una pequeña entrevista. Aquí va lo que hemos dialogado Alejandro y yo.

He contado muchas veces que la idea de mi novela “El caso del hada falsamente ahogada” me vino en un trayecto de tren. En tu caso, ¿hay un momento concreto en que naciera “Alejandro y la pesadilla de Senoi”?

No recuerdo cómo me vino la idea. Pero creo que es algo que estaba en mi subconsciente. A ver si soy capaz de explicarlo: Soy un tipo inquieto y nervioso, por lo que a menudo me cuesta conciliar el sueño, no necesariamente a causa de un problema, puede ser por cualquier nimiedad. Cuando me canso de dar vueltas en la cama y me es imposible dormir, mi forma de relajarme es dejar la mente en blanco y que mi imaginación campe por ella a su libre albedrío. De esa forma, hay un momento en que alguna imagen, unas veces más nítida que otras, ocupa mi mente. Es como si estuviese en un estado entre la vigilia y el sueño, como si esa imagen perteneciese a un sueño al que mi mente aún no se ha abandonado por completo. Como si en ese momento estuviera cruzando la puerta que separa ambos ‘mundos’, ya que inmediatamente después de tener esa imagen en mi cabeza me quedo dormido.

No sé si a alguien más le ocurre esto y seguro que a muchos les sonará a fantasía, pero a mí me ocurre, y creo que de esas experiencias nace la idea de la brújula y el manantial del fluido de la imaginacion.


Has comentado alguna vez que esta novela fue antes un guión de cine, y se nota por el ritmo de la aventura, que no deja descansar al lector. Cómo guionista me interesa mucho saber cómo afrontaste esta adaptación “a la inversa”. De guión a novela. ¿Seguiste algún método?

Todo está negro y sólo se oye una voz de niño pidiendo socorro.

VOZ: -¡Socorro! ¡Que alguien me ayude!

De repente, en medio de esa oscuridad, vemos una boca gigantesca con tres hileras de dientes muy afilados, mientras seguimos oyendo esa voz de niño que, aterrorizado, continúa pidiendo auxilio. Y oímos también, procedente de otro lugar, una voz de mujer.

Así comenzaba el guión de ‘Alejandro...’ El resto de esa secuencia eran diálogos entre Alejandro y su madre. La novela es bastante fiel a lo que era el guión original. Lo único que hice fue eliminar algunos personajes, como por ejemplo el abuelo bombero de Alejandro que sí aparecía en el guión, e intentar explicar con palabras lo que el director –supongo que es tarea del director- hubiera tenido que hacer por medio de imágenes. Al fin y al cabo, creo que la literatura es sólo eso: describir las imágenes con palabras, encontrar las palabras adecuadas para que el lector pueda ver lo mismo que tú estás viendo cuando lo escribes. Que lo consigas o no, supongo que depende de tu habilidad para hacerlo, lo que suele llamarse ‘calidad literaria’.

Como ya se sugiere en el título, tu novela se basa en el mundo de los sueños. ¿Soñaste mucho con tus personajes mientras estabas inmerso en el proceso creativo?

La verdad es que no. La mayoría de las cosas que ocurren en la novela fueron surgiendo conforme iba escribiendo. A excepción de alguna idea que me venía espontáneamente y que no correspondía a ese momento de la narración. En ese caso, las aparcaba y las utilizaba más adelante si encajaban en la historia, o las desechaba definitivamente si no lo hacían.

A mí la novela me ha recordado a menudo los mundos creados por Michael Ende, sobre todo el mundo inquietante de Momo. ¿Es una influencia para ti? ¿Tienes otras influencias claras?

Nunca llegué a leer ‘Momo’, pero después de tu comentario quizá lo haga, para comprobar por mi mismo esas reminiscencias. De Michael Ende sólo leí ‘La historia interminable’ pero no sabría decirte si hay una influencia de esa novela en ‘Alejandro y la pesadilla de Senoi’. Y confieso además que apenas he leído novelas de ese género. Supongo que todo lo que lees deja su poso en tu subconsciente y que algo de ello consigue luego aflorar en tu trabajo, pero creo que al final uno siempre le es fiel a su propio estilo.

Los dos compartimos una editorial pequeña y sabemos lo difícil que es la promoción. ¿Cómo lo llevas?

Pues como mi novela lleva poco tiempo en el mercado, igual que la tuya, me mantengo un poco a la expectativa y sin dejar de tener los pies en el suelo, más confiando en el ‘boca a boca’ que en otra cosa, ya que a los grandes medios publicitarios los veo bastante inalcanzables; aunque sin dejar de albergar la ilusión de que un día salte la liebre y se hagan eco de tu trabajo.

¿Es fácil conseguir un ejemplar de “Alejandro y la pesadilla de Senoi? ¿Dónde se puede comprar?

En ese sentido, reconozco que no puedo quejarme, ya que puede adquirirse en las principales grandes superficies como Fnac, Casa del Libro y El Corte Inglés, además de algunas otras librerías de cualquier punto de la geografía española. También puede adquirirse on line en las tiendas que he citado, tanto en las grandes como en las pequeñas, lo que permite que su adquisición sea relativamente fácil.

¿Te está llegando respuesta de los lectores?

No demasiada, la verdad. De momento, supongo que la única forma de estar en contacto con ellos es a través de facebook y aunque hoy en día mucha gente forma parte de esa red social, no me han llegado muchos comentarios, cosa que entiendo. Yo hace unos meses leí ‘Los pilares de la tierra’, por poner un ejemplo, y cuando terminé de hacerlo no tuve ningún interés en buscar el perfil de Ken Follet para decirle ‘oye me ha gustado mucho’ o ‘no me ha gustado nada’. La mayoría de la gente lee un libro y se guarda su opinión, o si acaso lo comenta con las personas cercanas.

Para terminar, te dejo un espacio para la promoción. ¿Por qué recomiendas tu novela?

Yo le recomiendo mi novela a todo aquel que quiera sumergirse en una historia entretenida, de ésas que tras la lectura de un capítulo no quieres esperar para saber qué ocurrirá después. Creo que tiene bastante de divertida y también algo de quijotesca, sin otra pretensión que la que nos proporciona el placer de la lectura. Quien quiera buscarle tres pies al gato que se compre un libro de física cuántica.

Muchas gracias, Alejandro, y mucha suerte con esta historia de crecimiento, aventura, fantasía y amistad que tanto me entretuvo cuando la leí.

Muchas gracias a ti, Antonio. Desde aquí quiero desearte también el mayor de los éxitos con ‘El caso del hada falsamente ahogada’ y recomendársela también a todos los amantes de la aventura y el entretenimiento.