Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

lunes, diciembre 26, 2005

Tacita a tacita

Entre tantas cartas que llegan estos días al buzón (al real, no al electrónico), me ha llegado una de Cajamadrid que me hizo reflexionar y acabó llenándome de gozo, ya que estamos en Navidad.

La carta en cuestión, me llegó, como digo, con "natividad" y alevosía, mezclada entre el montón de felicitaciones y publicidades diversas de mil y una empresas. Cajamadrid me avisa de que a partir del uno de enero me va a cobrar un euro (1 €) al mes por mantener la cuenta con menos de mil euros de media al mes. Vamos que la gente pudiente no va a tener que pagar nada, pero quien tenga poquito para ir tirando, tendrá que desprenderse, además, de un eurazo cada mes.

Aunque al principio mi reacción fue de indignación, después pensé en toda esa publicidad que Cajamadrid se hace en la tele. Por ella, sé que Cajamadrid no tiene ánimo de lucro, que casi es una ONG que se dedica a cuidar a la gente con Alzheimer, que crea fundaciones benéficas, que tiene como fin primordial velar por nosotros y hacer un mundo más feliz. Vamos, que lo de banca es casi una tapadera (estoy pensando incluso que su presidente puede ser Michael Langdom).

Así que me he dado cuenta de que ese euro no va a ser mal usado, que muchos pobrecitos podrán disfrutar de él. Estoy muy contento porque Cajamadrid ha demostrado tener mucho espíritu navideño. Sólo le veo un fallo, tendrían que cobrarle mil euros al mes de mantenimiento a las cuentas con más de un millón de euros de media, sería lo justo.

1 comentario:

Grace dijo...

Bueno, no sabía que Cajamadrid hacía solidarios involuntarios...
Anyways, y dejando el mundano tema del dinero, feliz año nuevo, veo que todo sigue en orden a mi vuelta. Feliz 2006.