Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, abril 20, 2012

Café para nadie

No sé por qué nos quejamos tanto. La subida de las medicinas supondrá solamente dejar de tomar cuatro o cinco cafelitos al mes. La gasolina también sube, pero serán sólo dos o tres cafés menos cada vez que llenemos el depósito. El recibo de la luz vendrá más abultado, pero nada, cinco o seis cafés menos al mes y arreglado. Ah, y el gas, eso es insignificante, otros dos o tres cafés al mes. El IBI sube, pero eso no será ni un café al mes, quejicas. Y en Madrid el transporte público sube, pero no exageremos, otros seis o siete cafés menos al mes y solucionado. Con la subida del IRPF los sueldos han bajado (para los cuatro afortunados que tienen trabajo), pero no hay nada que no se solucione dejando de tomar seis o siete cafés más al mes. Y si el chaval quiere ir a la universidad, pues nada, me quito treinta o cuarenta cafés al mes y allá que va.

Lo que no entiendo es por qué no se han manisfestado ya los importadores de café.