Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, junio 07, 2011

Absurdeces

Madrid Río se anunció a bombo y platillo como un agradable paseo y también como carril bici. Pero ahora el ayuntamiento se echa para atrás y lo llama "vía cicable", toma ya.

En mi primer paseo por la zona, cuando aún no había abierto más que un tramo hasta el Calderón, yo me preguntaba: si están haciendo esto, ¿qué trabajo les cuesta dividir una parte para peatones y otra para ciclistas? Y parece que ahora esa misma pregunta se la ha hecho más gente porque Gallardón ha tenido que responder que entonces no podrían haber puesto tantos árboles. Ja, ja. Quien haya paseado verá la de árboles que hay por el paseo, una cantidad... ridícula. No me creo que ese sea el motivo, yo creo más en falta de previsión y punto.

El caso es que ahora el Ayuntamiento limita a seis kilómetros por hora la velocidad a la que pueden ir los ciclistas. ¡¡Seis kilómetros por hora!! Eso es diez minutos el kilómetro, vamos lo que se tarda caminando un poco rápido.

No he visto cosa más absurda y más ridícula. Como eso de construir un puente que una las dos orillas y poner una señal en la que prohíben que por él pasen ciclistas y patines, todo facilidades, ¡sí, señor!

Teniendo en cuenta que yo corro de vez en cuando por ahí y que mi velocidad suele estar en cinco minutos y pico al kilómetro, lo que viene a ser unos once kilómetros y medio a la hora, ¿también me está prohibido correr por Madrid Río?

Eso de hacer un paseo para las bicis y obligarlas a ir a paso de peatón es tan absurdo como si a alguien se le ocurriera hacer un aeropuerto en el que no puedan aterrizar aviones, ¿y a que a nadie se le ocurriría algo así?