Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, abril 24, 2008

Cortar por lo sano

Hay que ver cómo se las gastan en el Ministerio de Defensa. Al parecer han prohibido el acceso a páginas personales, de ocio y deportivas en los cuarteles Generales de Tierra, Aire y Armada, y en la sede central.

El motivo no es, según cuentan en la noticia, que los soldados pierdan su tiempo de trabajo, o que visiten contenidos que no deberían, o que se reenvíen entre sí mensajes en cadena en los que te morirás si no vuelves a enviarlo a diez amigos. No.

El motivo, cuentan, es que la red se colapsa y la conexión va muy lenta. O sea, que en lugar de aumentar el ancho de banda o lo que haya que aumentar (no tengo ni idea de tecnología), se prohibe a la gente visitar ciertas páginas, y ya está.

Pues vaya medida, es como si para solucionar los atascos de Semana Santa nos prohibieran a los que vivimos fuera visitar Sevilla.

7 comentarios:

Lee dijo...

It's like the joke about a guy who catches his wife and lover on the living room couch and to solve the problem decides to get rid of the couch. ;-P

Zero Neuronas dijo...

Pues sí. Otro buen ejemplo.

Carmen dijo...

Jejeje, muy bueno Lee. Spain is different!

daniblues dijo...

Como bien dijo Groucho «La inteligencia militar es a la inteligencia lo que la música militar es a la música».

Hay que joderse.

Daniel dijo...

En muchos (cada vez más) países, se limita/censura el acceso a Internet de sus fuerzas armadas. La excusa o justificación varía, pero el fin siempre va a ser el mismo: Internet es un peligro para sus filas, no vayan a leer información u opiniones "no controladas" y vaya a crear un problema.

Es la manera de nadar contracorriente de una institución con una mentalidad que poco tiene que ver con el tiempo en que vivimos.

4M dijo...

Sí, es cierto, hay empresas en las que limitan el acceso a ciertos medios de comunicación en versión digital por ir en contra de la polítca de la empresa. Es más o menos lógico, lo que pasa se que luego desde esa página te redirigen hacia otra afín, con la empresa,ja,ja...

Daniel dijo...

Wow.
No tiene gracia :(

Criticamos lo que hacen en países enteros, como China, Irán...

Pero que te lo hagan en tu puesto de trabajo, e intenten controlar ideológicamente a sus trabajadores...
es demasiado orwelliano para supuestos "ciudadanos libres", no?
¿Nadie se ha quejado? ¿eso es legal?
Que me da la paranoia...