Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, junio 19, 2007

Incertidumbre perdida

Hay un capítulo de la cuarta temporada de Scrubs en que el Doctor Cox tiene que quedarse de guardia y no puede ver un importante partido de baloncesto, por lo que lo graba y pide a todos que ni se les ocurra contarle el resultado. Quiere llegar virgen a su visionado, mantener la emoción de la incertidumbre.

Hoy, en Allá tú, se entregan los 600.000 euros. Como eso da publicidad al programa, van y lo llevan anunciando desde la semana pasada. Y yo me digo, la única emoción de este concurso es (o eso creía yo) ver hasta dónde es capaz de arriesgar el concursante, lo que mantiene el suspense es la incertidumbre sobre qué hay en la caja, qué pasos va a dar, qué le ofrecerá la banca... Pero hoy eso no existe. El concursante se va a llevar los 600.000 euros. ¿Para qué quiero ver un partido si ya me sé el resultado final?

Sin embargo, la estrategia publicitaria está clara (ya la hizo Antena 3 con el 50x15 y con el Pasapalabra). El dinero que van a dar es mucho, y eso atrae nuestra curiosidad. Pero es que, además, esto deja entrever otra característica de cómo vemos la tele hoy en día. Somos impacientes, cada vez más, cada vez queremos saber más cosas sobre nuestro programa o serie favoritos antes de que se emitan. Ya no importa tanto saber qué va a pasar en cada capítulo, sino cómo nos lo cuentan.

Si entráis después de emisión en el foro de Hospital Central, por ejemplo, aparte de insultos varios a nuestras madres, os encontraréis muchos comentarios no sobre el capítulo, sino sobre el avance del siguiente, e incluso cuando en ONO se emita el siguiente, la gente que no lo ha visto, preguntará por el avance de uno más allá. La incertidumbre desaparece, la sorpresa se esfuma con ella, ya sólo queda desentrañar el mecanismo, nada más.

El exceso de información, en este caso, no nos hace más libres, nos priva de emociones.

P.S.: Sobre el tema de Allá tú, un compañero de trabajo me ha comentado una obviedad en la que yo no había caído. El gran negocio del programa son las llamadas y sms para compartir el premio. ¿Cuántos mensajitos podrán enviarse esta tarde? ¿Cúanto podrá recaudar hoy Tele 5?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

En el caso de Hospital Central la incertidumbre nos la quita la propia productora. Con las cosas que anuncian al comienzo de temporada y alguna escena de algún capítulo intermedio hay que ser casi tonto para no saber a quien corresponde cada suceso anunciado.
Un saludo,
Carla

palitodelasorejas dijo...

A mi Hospital Central me encanta y jamás he intentado saber qué pasará, porque me encanta ese no saber, esa incertidumbre... Será que voy al revés del mundo.

Un saludo.

leticia dijo...

Si la verdad, es que da mucha rabia saber cosas antes de tiempo, porque desde luego le quita toda la emoción al asunto, yo por eso prefiero no entrar en ningún foro y que me destripen las tramas.
Desde luego estoy deacuerdo con palitodelasorejas en que la incertidumbre es lo mejor a la hora de ver una serie, así que entonces yo también voy al revés del mundo,jaja

Pope dijo...

A mí A3 casi me joroba la segunda temporada de 24, menos mal que mi hermano me avisó para no ver ninguna publicidad...

yolijolie dijo...

Si yo llego a enterarme con antelación de que iba a caer el gordo en el Allá tú, lo hubiese visto como manera excepcional, la verdad que sí, aunque quizá sólo al final, por ver la cara de iluminado del concursante.
¿alguen sabe si repetirán la emisión? ;-)

Lee dijo...

I disagree. If one isn't interested in knowing things in advance,he just has to ignore the thread or the place where the information is available. I like spoilers simply because the shock of a bad surprise has always affected me more than being deprived of the joy of a good one. But that's me. I can totally understand those who feel differently. Being spoiled is a question of personal choice unless people publish spoilers without any warning, which is, at least, very indelicate. Regardless,those who don't want to be spoiled cannot prevent those who do to get the information. I guess the fight there is not against spoilers but against those who make it available without a warning.

al dijo...

El otro día El País me chafó el final de los finales de Los Soprano sin previo aviso. (No me ha quitado ni una billonésima parte de las ganas de verlo, pero fastidia.)

Zero Neuronas dijo...

Pues sí, con Los Soprano es casi imposible no haberse enterado del final. Ocurre lo mismo que con El sexto sentido. Se da por hecho que ya la visto todo quisqui, y ya se habla del final como algo de la cultura popular. ¿Y los chavales de, pongamos, trece años que aún no la hayan visto? Pues nada, se perderán la sorpresa.
En cuanto a Hospital Central, es verdad que esta temporada los resúmenes escritos avanzan demasiado. Ahí entono mea culpa porque nos pidieron que fuéramos un poco más precisos con los resúmenes, pero nunca creimos que la cadena iba a publicar los que les dábamos tal cual. La temporada que viene seremos más crípticos.

danak dijo...

Entonces, ¿ya sabéis con seguridad que va a haber temporada 14?

P.D.: Espero que la respuesta a esta preguntan no sea considerada un spoiler ;-)

Zero Neuronas dijo...

Sí, habrá. No es un spoiler, es algo de sobras conocido.