Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, mayo 31, 2014

Desigualdad para tontos

No entiendo mucho de economía, ni demasiado de política económica, pero entiendo de tener poco dinero, de pasar apuros, de ver en las noticias (y a mi alrededor) cómo la gente cada vez tiene (tenemos) menos posibilidades.

Los gobiernos (no solo el nuestro, parece que es algo de todo occidente) se han empeñado desde hace bastantes años en que para que haya trabajo hay que facilitarle la vida al empresario y arruinársela al trabajador. Simplificando, que hay que bajar salarios.

Os recomiendo, casi os ordeno, que veáis el documental Inequality for all (en el link está el sitio de descarga del documental y de los subtítulos, pero no deis donde dice «Descarga» en grande en un botón naranja, es el típico reclamo. Bajad y elegid entre Torrent o e-mule).

En él, Robert Reich nos da una gran lección de por qué en Estados Unidos hay cada vez más brecha entre ricos y pobres y que esa es la verdadera causa de la crisis. Robert Reich no es ningún teórico loco. Es un tipo que parece muy inteligente y que ha trabajado para varios gobiernos americanos, incluso llegó a ser Secretario de trabajo con Bill Clinton. 

Mejor lo veis, porque no tiene desperdicio, y además de didáctico es bastante entretenido. Y si estáis estudiando inglés, al tipo se le entiende muy bien.

Os puedo adelantar una de las sencillas ideas que transmite: antes de los 70 en EE. UU. se vivía una época de prosperidad. A partir de los 70 la economía se fue complicando y cada vez hay más crisis. Esa época coincidió con un estancamiento (y posterior bajada) de salarios.
Los ricos son cada vez más ricos, y la clase media cada vez más pobre.

La idea es simple. Un rico, por muy rico que sea, no va a comprar más de tres pantalones al año (es un ejemplo). Por cien o doscientos ricos, dan unos seiscientos pantalones. Si cada uno de los trescientos millones de clase media americana compra tres pantalones, eso nos da novecientos millones de pantalones. ¿Lo veis? La clase media es la que hace que la economía vaya bien. Si le bajas el salario, si le quitas la posibilidad de consumir, las empresas empezarán a ir mal.

Tan sencillo, que entran ganas de abofetear a más de un político. Y no miro a nadie.