Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

jueves, mayo 16, 2013

Sanjacobos con palomitas (o a grandes males, grandes remedios)

A Alicia le gustan mucho los Sanjacobos caseros que le hacemos. Pero últimamente hemos decidido no abusar de los fritos, así que hoy me propuse hacerlos al horno en lugar de fritos. De hecho, las empanadillas siempre se las hemos hecho al horno y quedan muy ricas, así que no tenía por qué ser diferente con esto.

Los ingredientes habituales son lonchas de jamon york o, como por ejemplo hoy, fiambre de pavo, queso en loncha, huevo batido, harina y pan rallado. Pero cuando ya tenía todos los ingredientes fuera y el huevo batido, no encontraba el pan rallado por ningún lado. Horror, no tenía. Y tampoco tenía pan duro para rallar. Pero ya estaba lanzado. A grandes males, grandes remedios. Cogí un paquete de sucedáneo de palomitas, de esas que venden para los críos, y machaqué bastantes con el mortero. Eso tendría que valerme. Aquí tenéis los ingredientes para rebozar.

Después cogí dos lonchas de pavo y una de queso para cada sanjacobo. Hice un sandwich con ellas.
A continuación, pasé cada sandwich por harina y después por huevo para que se selle bien. Finalmente los pasé por las palomitas machacadas, que le darán textura.Y los puse en la rejilla baja sobre papel de horno con un pelín de aceite de oliva.
Mientras, había precalentado el horno a 190 grados. Metí los sanjacobos y lo puse veinte minutos. A los diez minutos, abrí el horno para darle la vuelta. Y cuando acabó el tiempo, volví a darle la vuelta y puse el gril cuatro minutitos. He aquí el resultado:


Debo reconocer que me gustan más con pan rallado, así que tendré un nuevo paquete para la próxima vez, pero la experiencia de hacerlo al horno ha estado bien. Total, el pavo se puede comer incluso crudo y el queso también, así que no había mucho riesgo. Eso sí, la niña no ha dejado ni una miga en el plato.