Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, abril 09, 2013

Estamos gilipollas, ¿o qué? (Segunda parte)

Pasear por la calle te llena de asombro a cada paso.

Ayer volvía con mi hija caminando desde uno de los parques de la Casa de Campo, cuando vi a un chaval de unos trece o catorce años encaramarse a una valla, señalar algo y posar muy sonriente para una foto que le hacía su padre (o al menos parecía su padre, yo no les pregunté qué parentesco les unía).

El chaval siguió posando y el padre le hizo dos o tres fotos. Aquello parecía hacerles mucha gracia. Después el chaval se bajó y miraron el resultado en la pequeña pantalla de la cámara digital. El resultado fue satisfactorio para ellos, porque se rieron de buena gana.

Cuando pasé ante lo que señalaba el chaval, me di cuenta que era una indicación de que allí se encontraba el Madrid Arena. Sí, el mismo lugar que se ha hecho célebre en las noticias. El mismo lugar en que murieron cinco chicas.

Muy divertido todo.