Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

lunes, noviembre 28, 2011

Fin de semana con tiramisú y libros.

El sábado, ya os lo había adelantado, volví a presentar mi novela en el entorno del encuentro sobre literatura juvenil organizado (bien organizado) por Tiramisú entre libros.

Me tocó abrir la jornada, y lo hice acompañado por Gemma Nieto, que ya había hecho la crítica de El caso del hada falsamente ahogada para Anika entre libros. Nos conocimos personalmente esa mañana y quedé encantado y muy agradecido a su presentación. En la sala de Liberespacio, además, se respiraba interés, y la gente preguntaba sin necesidad de tener que dar turno de preguntas. Era como una reunión de amigos, de gente que compartíamos un interés.

Después de mi presentación, pudimos asistir a otro tipo de literatura juvenil totalmente diferente, muy dura y realista, con la novela Amazonas dormidas de Judith Bosch. Una historia con la prostitución de fondo (o no tan de fondo) en un libro que ya tengo firmado y a la espera para leer.

Volvimos después a la fantasía con la saga Cuentos de Bereth, una trilogía escrita por Javier Ruescas, que con sólo veinticuatro años es ya todo un veterano en esto de la literatura.

Rafael Estrada nos presentó después sus Piratas Circulares una clásica historia de piratas protagonizada por adolescentes que ya estoy devorando y me está haciendo revivir aquellas sensaciones que me despertaban las películas de aventuras en los primeros ochenta.

José Antonio Cotrina presentó una interesante trilogía: El ciclo de la luna roja. Y me pareció interesante por esa mezcla de aventuras juveniles, fantasía y terror, mucho terror según parece.

Llegó la hora de comer e intimar un poco más con los demás escritores, y después, presentación de Los rebeldes de Crow, de Javier Márquez Sánchez, quien dijo que ha intentado una mezcla de Los Goonies, James Bond y todos los referentes de su juventud. Suena bien.

Después pudimos ver a una ilusionadísima Anabel Botella (que no Ana) presentando su novela romántica Ángeles desterrados. Una historia de amor sobre todas las cosas.

Antonio Martín Morales presentó la tercera parte de su pentalogía La horda del diablo. Un autor que hizo una reflexión sobre la coherencia de los personajes y del relato que comparto plenamente. Le dije que no compraría su obra porque cinco volúmenes más no caben en mi casa, pero tras leer un preludio que la editorial da como reclamo, creo que iré buscando un hueco donde situarlos.

Terminaron las presentaciones del sábado con la pequeña sala abarrotada de chicas, y es que se presentaba el cierre de una trilogía que está arrasando entre ellas: Canciones para Paula, de Blue Jeans, que es el pseudónimo de Francisco de Paula.

Tras la firma de ejemplares y una merienda, la cosa seguía con una tertulia que prometía ser interesante, pero no quería dejar de ver a mi pequeña Alicia un ratito antes de que se durmiera, así que ahí acabó la jornada para mí.

Una jornada donde disfruté con mucha literatura y donde tuve el gusto de conocer a gente estupenda.

Aquí tenéis, juntitos, a todos nuestros hijos literarios:
(Muchas gracias a todos los que habéis subidos fotos al facebook, fotos que me he permitido usar).