Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, marzo 12, 2011

Diario de la impaciencia (o cómo un autor novel se come las uñas)

Como ya sabéis, queda muy poco para que por fin salga a la venta mi primera novela, El caso del hada falsamenta ahogada. Uno afronta estos días con cierto nerviosismo controlado. He visto la portada y el interior en Pdf, pero no he tenido un ejemplar físicamente conmigo. Creo que lo veré al mismo tiempo que el público general.

Ayer pasé por la Fnac de Callao y subí a echar un vistazo a los libros de fantasía buscando otros títulos de la editorial. Había varios, entre ellos su último lanzamiento Las tierras de Meed III. Lo cogí y abrí la contrasolapa. Allí lo vi, por primera vez en papel, por primera vez en un libro, el anuncio de la próxima aparición de mi novela. Cogí el móvil y le hice una foto, aunque quedó un poco borrosa. Debe ser porque el móvil tiene inteligencia propia y prefirió fijarse en el título que había al fondo. Debe ser que George R.R. Martin tiene más tirón que yo. Pero eso sólo es de momento, en un par de semanas, la cosa puede cambiar.

George R.R. Martin cree que se acerca el invierno, pero lo que se acerca es la primavera, y con ella, la celebración de los mil ciclos de paz de Sidherde, el país de las hadas. ¿Os vais a quedar sin ir a la fiesta?

5 comentarios:

Carmen dijo...

Pensaba que estaba hecho adrede como cuando nos ponías las fotos de la famosa pizarra! jaja.

Ya te queda menos!!

Zero Neuronas dijo...

Ja, ja. A lo mejor la cámara del móvil se acostumbró a sacar desenfocado de aquella época. Es una cámara de costumbres.

OSCURA FORASTERA dijo...

Felicidades, me alegro mucho por ti, te deseo muchos éxitos, un saludo.

Marvel Girl dijo...

Ojalá éste sea el comienzo de una prolífica carrera como escritor. Yo ya voy por mi segunda novela:
http://misentidoaracnido.blogspot.com/2011/03/yo-vengo-hablar-de-mi-libro.html

¡Mucha suerte!

Zero Neuronas dijo...

Gracias a todos. Y sí Paz, ya lo había leído en tu blog. Enhorabuena también para ti. Dicen que la segunda siempre es mucho más complicada que la primera.