Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

domingo, diciembre 19, 2010

Nuestras raíces

Esta semana que acaba ahora se ha muerto Enrique Morente y ha celebrado el décimo aniversario de la muerte de Carlos Cano. Dos genios de nuestra música, dos referentes del flamenco y la copla.

Sin embargo, yo me acerqué a cada uno de ellos desde otros ámbitos.

Sería el año 1984 u 85 como mucho cuando alguien me grabó una cassette (en aquellos tiempos eso no se consideraba piratería)de un recopilatorio de cantautores. Alguna canción de Paco Ibáñez, Aute, Serrat, Pablo Milanés, el "Tiene que llover" de Pablo Guerrero, Hilario Camacho... y una canción de alguien que yo no había escuchado hasta entonces: "Elisa" de Carlos Canos. Recuerdo que cuando me ponía la cinta, aquella era la canción que esperaba escuchar, la que detenía cualquier actividad que estuviera realizando para concentrarme en ella. Contaba una historia, y eso me gustaba. Tal vez no era aún una copla, pero eso es lo que hacen las buenas coplas, contar buenas historias.

A Enrique Morente tampoco llegué desde el flamenco. El único disco suyo que me compré fue el Omega, junto a Lagartija Nick. No hace falta decir más. Quedé prendado de esa mezcla de guitarras eléctricas sucias, a veces casi a lo Race Against the Machine y quejío flamenco. Sigue siendo un disco de referencia en mis estanterías, uno de esos que no dejas de poner de vez en cuando. Curiosamente, antes de saber siquiera que Enrique Morente estaba hospitalizado, sentí la necesidad de volver a escucharlo y lo hice. Me sorprendió e incluso asustó un poco que esto ocurriera justo esta semana, cuando hacía más de un año que no lo ponía.

1 comentario:

al dijo...

Muy grandes.

Para mí "la" canción de Carlos Cano es "María la Portuguesa", a la que llegué por Enrique Urquijo. Otra buena historia.

Y de Morente, además del de Omega, tengo el CD de 'Sueña la Alhambra', que también es un rato experimental.