Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

martes, abril 19, 2005

Ni Bisbal, ni U2, Benedicto XVI

Bueno, bueno, bueno, lo que acabo de ver por la tele. Como Santo Tomás, ver para creer. Ha salido un cura a un balcón, ha empezado a decir palabras en latín, y a cada dos o tres palabras, una multitud bajo la lluvia lo interrumpía con gritos. Ni el mejor de los grupos del pop e incluso del más duro rock tiene una clap tan fiel. Durante un momento he pensado que daba igual lo que dijera ese cura-pop. Podía haber dicho "el tomate con bacalao está riquísimo", que si lo hubiera dicho en latín, la gente hubiera vitoreado igual. Eso es entrega.

A ver si aprenden esos cantantes a tratar así a sus seguidores. Basta con prohibirles todo lo que les gusta, con incitarlos a que contraigan SIDA, con animarlos a odiar a sus semejantes por razón de sus gustos sexuales, y te aplaudirán. Bueno, bueno, bueno, lo que acabo de ver...

2 comentarios:

pilimindrina dijo...

Pues algunos músicos lo intentan, ¿eh? Escupen, insultan y hasta se mean en el público, pero nunca llegarán a la maestría de la Santa madre Iglesia.

Gracias por las recetas, estando solita y fuera de casa me vienen muy bien ;). Abrazos de una asturiana en Inglaterra,

pilimindrina

Zero Neuronas dijo...

Pues tienes razón, algún secreto tendrá la iglesia. Tal vez el miedo al infierno.

Oye, y lo de las recetas, me alegra que te gusten. Ya que sé que son útiles a alguien, iré poniendo más.
Ánimo en Inglaterra y enséñales a comer, jeje.