Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

domingo, enero 31, 2010

Los primos de Growyn

Los asiduos ya sabéis que tengo por ahí una novela aún inédita. El protagonista es un elfo detective que se llama Growyn (quienes no lo hayáis hecho aún, podéis leer aquí su presentación).

Hoy os traigo la actuación de unos elfos primos lejanos de Growyn. Trabajan con Santa Claus, pero las vacaciones de carnaval de este año las pasan en Cádiz (¿dónde, si no?). Pues nada, relajaos, subid el volumen y disfrutad de estos ocho minutos.

viernes, enero 22, 2010

Spot, lo último de Guillermo Zapata

Mi compañero y amigo Guillermo Zapata acaba de publicar su último corto en la página de Notodofilmfest. Se titula Spot, y lo mejor que podéis hacer es verlo. Sólo tenéis que pinchar aquí. O, más cómodo, verlo aquí directamente (parece que ya arreglé el problema que impedía colgarlo):

video

martes, enero 19, 2010

Migas santificadas

Yo no creo que pueda ir, pero para quien se quiera acercar a conocer mi pueblo, el domingo 24 de Enero puede ser buen día.

Aquí podéis ver por qué.

domingo, enero 17, 2010

Si eres periodista, contrasta, hombre, contrasta

Acabo de ver en el Telediario de La 1 que No me pises que llevo chanclas vuelve a los escenarios con disco recopilatorio incluido. Lo más curioso es que lo han ilustrado con la canción "Manué no te arrimes a la paré", que es de Los Inhumanos.

Pero bueno, no hay que extrañarse, porque ya sabemos que en Televisión Española últimamente no contrastan mucho la información. Y creo que eso de contrastar se enseña en primero de Periodismo.

jueves, enero 14, 2010

Cine no tan futurista

El cine, como muchas veces, se adelanta a su tiempo. No queda tanto para ver en Barajas cosas como ésta:


Eso sí, lo de respetar la intimidad... No sé, no sé.

miércoles, enero 13, 2010

El Terror

El Terro de Dan Simmons no es una novela de terror. ¿O sí?

A mediados del siglo XIX, una expedición capitaneada por Sir John Franklin trataba de encontrar el mítico paso del Noroeste. Los dos barcos de esta expedición quedaron atrapados en el hielo y ni uno solo de los 135 hombres sobrevivió. Éste es el hecho real (se puede ver una detallada página sobre él aquí). Con estos mimbres, Dan Simmons construye una estupenda novela de aventuras a la que le encuentro un par de cosas malas y muchísimas buenas.

Lo malo es que a pesar de basarse en un hecho histórico, Dan Simmons introduce un elemento sobrenatural, una especie de monstruo del hielo que ataca a los hombres de vez en cuando. En el relato funciona muy bien, y crea grandes momentos, pero te aparta un poco de la sensación de credibilidad. Relacionado con esto, no me gusta el final, pero sobre eso no puedo hablar, obviamente.

Lo bueno, todo lo demás. Yo nunca he pasado tanto frío leyendo como con esta novela, realmente podía sentir que estaba allí con ellos, con esas ropas heladas. Llegas a conocer muy bien a los personajes y a participar en sus anhelos. Y, sobre todo, te mantiene atrapado todo el tiempo. La narración avanza hacia el desastre, y aún sabiendo que nadie se salvó, tú, como lector, sufres por ellos y deseas que salgan adelante.

Recomiendo sin lugar a dudas estas setecientas y pico páginas de frío polar y miserias humanas.

martes, enero 12, 2010

Eric Rohmer, el delicado voyeur

Hay películas que te marcan, aparte de por sí mismas, por haberlas visto en un momento determinado. Las películas descubiertas en la juventud dejan un halo magnético que perdura toda la vida.

Recuerdo que la primera película que vi en versión original subtitulada fue La Kermesse Heroica, una comedia sobre los españoles en Flandes. La pusieron en la tele un viernes noche por la Segunda Cadena (lo que ahora es La 2) en La Clave. Me planté yo solito ante la tele y me la tragué hipnotizado por la historia y sin importarme tener que leer.

Pero si alguien me enseñó que la versión original subtitulada es la mejor forma de ver cine, ése fue Eric Rohmer. Estaba yo aún en edad de B.U.P. cuando la Diputación Provincial de Sevilla organizó un ciclo de películas subtituladas que recorría los cines de varios pueblos. En este ciclo vi alguna de Jim Jarmusch, alguna otra que no recuerdo, y cuatro o cinco de Eric Rohmer.

Al momento me atrapó su naturalidad. Me sentía como un voyeur escondido tras una esquina, tras unos arbustos, tras las cortinas. Me sentía un espectador privilegiado que podía asistir a historias reales con diálogos que parecían improvisados aunque estuvieran cargados de reflexiones filosóficas o vitales. No me importaba que no hubiera tiros, ni persecuciones, ni giros imposibles en las tramas (aunque alguno sí había, tampoco nos engañemos). A mí aquellas películas me engancharon.

Y caí rendido a Eric Rohmer para siempre, porque los amores de juventud son los que siempre se recuerdan con más cariño.

Descanse en paz.

domingo, enero 10, 2010

Momento único

Me vais a perdonar que haga localismo, pero que nieve en mi pueblo es algo tan poco habitual, que no me resisto a dejar aquí el vídeo que alguien ha subido a youtube. La biblioteca y la plaza de Santa Ana bajo la nieve.

Lo nuevo de Michael Moore



El nuevo documental de Michael Moore no va sobre capitalismo, va sobre juguetes. ¿Qué fue de los Thundercats?

Aquí lo tenéis, íntegro.

sábado, enero 09, 2010

Todos a Terapia

He tardado en escribir la primera entrada de 2010, pero ha merecido la pena porque voy a hacerlo con algo que, como diría aquel, me llena de orgullo y satisfacción. No hay nada mejor que empezar el año con buenas noticias, ¿no?

Hace casi un año ya os hablé de Terapia, un corto de Nuria Verde producido por Gonzalo Toledano. En aquel momento no lo había visto aún, pero tuve la oportunidad de hacerlo poco después, en Cortogenia.

Pues sí, ya lo sabréis, buscad en la lista y ahí está. Eso es, Terapia está nominado al Goya al mejor cortometraje de 2009.

¡Felicidades de corazón!

Por otra parte, entre los diez candidatos estaba también Socarrat, del que también hablé aquí. No ha habido suerte, pero estar entre los diez finalistas es todo un triunfo (aparte del carrerón de premios que lleva el corto). Enhorabuena también.