Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

sábado, diciembre 27, 2008

Del libro a la tele

Muchas veces se desperdicia una buena saga intentando adaptarla a una sola película. Si lo escrito está pensado de manera seriada, su equivalente en imágenes más adecuado es la tele. Desde hace tiempo esperamos con cierta impaciencia el piloto de Juego de Tronos. Que lo haga HBO y que George R. R. Martin esté implicado en el proyecto dan esperanzas de que salgo algo bueno. Y la última frase del piloto, filtrado por ahí del guión, es "Las cosas que tengo que hacer por amor". Los que hemos leído el libro ya temblamos pensando volver a vivir en ese momento. Para quienes quieran estar informados, hay un blog en inglés que sigue la adaptación: Winter is coming.

Pero es que, además, yo descubrí Fábulas hace muy poco gracias a la recomendación de dos amigos, y ya estoy atrapado en su lectura, odiando que el cómic se tarde tan poco en devorar. Pues casi a la vez que me voy metiendo en ese mundo, por otra parte ya conocido, me entero de que también van a adaptarlo a la televisión.

Pues nada, a esperar toca. Y que la tele siga creciendo así. Y que algo de ese espíritu llegue a los productores españoles. Como es Navidad, por pedir, que no quede.

viernes, diciembre 26, 2008

El nuevo Sísifo

En Navidad, época consumista donde las haya, Romeu ha dado en El País de hoy con la clave del castigo olímpico que cae sobre todos nosotros, cuales nuevos Sísifos.

(Click para ampliar)

miércoles, diciembre 24, 2008

Buenos deseos




Como cada año por estas fechas, sólo quiero desear que paséis una buena noche y mañana una




FELIZ NAVIDAD.

viernes, diciembre 19, 2008

Goyas de guión 2009

Los candidatos a los Goya ya están elegidos. Aquí va la lista en lo referente a guión:

Mejor guión original:
Camino
Cenizas del cielo
Retorno a Hansala
Sólo quiero caminar

Mejor guión adaptado:
Che, el argentino
Los crímenes de Oxford
Los girasoles ciegos
Una palabra tuya

Reconozco que de todas estas películas sólo he visto Che y Los crímenes de Oxford, por lo que no me considero capacitado para opinar. Eso, en esta ocasión, os lo dejo a vosotros.

miércoles, diciembre 17, 2008

Grandes pequeñas películas: Cowboys de ciudad

En la historia del cine hay películas enormes, obras maestras que ponen a casi todo el mundo de acuerdo sobre su grandeza. Pero eso no es la magia del cine. La mítica de este medio no reside tanto en esos títulos elevados a la categoría de arte, como de una gran cantidad de títulos menores, películas que nos llenan una tarde de domingo o una noche de jueves, obras sin excesiva trascendencia que cumplen con creces su función de divertir, entretener, e incluso a veces hacernos reflexionar. A mí, personalmente, me gustan mucho esas películas que nacen sin pretensiones y que te sorprenden mucho más que las que ya nacen con el halo de objeto de museo.

Por eso quiero inaugurar esta nueva sección en el blog en la que hacer un repaso a las que para mí son grandes pequeñas películas, títulos que no figurarán en demasiadas enciclopedias sobre el cine, pero con las que disfruté mucho.

Y empiezo con Cowboys de ciudad. El tema, efectivamente, es algo muy manido: la crisis de mediana edad de un neoyorkino cansado de su vida se soluciona con un fin de semana de aventura compartida con sus amigos. Lo mismo que Deliverance trató con bastante drama y angustia, aquí se enfoca desde una perspectiva humorística.

Cowboys de ciudad consigue que mantengas la sonrisa nostálgica durante toda la película. La conversaciones entre los amigos vienen a ser una especie de evolución de aquellas conversaciones de chavales de Cuenta conmigo. Un toque de pedantería, un toque de ingenuidad y otro de dolor producen una receta inolvidable en estos diálogos.

Volví a verla hace poco y me sorprendió el escaso tiempo que Jack Palance sale en pantalla, porque en el recuerdo su personaje había crecido mucho (tal vez sea porque hicieron una segunda parte en que volvía a salir, aunque haciendo el papel de su hermano gemelo).

Y hablando de Jack Palance, tampoco hay que desmerecer a los demás secundarios, sobre todo los dos amigos de Billy Cristal, (Bruno Kirby y Daniel Stern) con sus típicas tramas secundarias de perdedores redimidos en la aventura.

Pero es que lo típico, a veces, funciona de mil maravillas.

martes, diciembre 16, 2008

La cafeína nubla el cerebro


Ésta es una entrada que casi pegaría más en el blog de Al, pero bueno, está aquí. El problema es que no tengo la imagen concreta de la campaña para ilustrarla.

Sin embargo, el asunto es muy sencillo y habla de cómo algunos publicistas faltaron a clase cuando eran críos. La bebida energética de Coca-cola, Burn, ha sacado un nuevo producto que dicen que es para beber de día. Y el texto con el que la anuncian por las marquesinas dice: "37,5% menos de cafeína cada 100 mililitros" (o algo parecido). Vaya por dios, ¿eso qué quiere decir? ¿Que tiene el 75% menos de cafeína cada 200?

Perfecto, como hay latas de 500ml, si me bebo una después de un café, el resultado de cafeína me sale negativo.

jueves, diciembre 11, 2008

I Concurso de relatos Relatia

Las redes sociales de internet son un espacio al que no conviene dar la espalda. Con ellas me ha ocurrido un fenómeno, cuando menos, curioso. Una seguidora de Hospital Central que firmaba como Miss Lunatic y que tiene una página web con el mismo nombre, me encontró en el Facebook y nos hicimos "amigos", que consiste básicamente en tener cada uno el perfil del otro y cotillear en fotos, comentarios, etc.

Pero entre comentario aquí y mensaje en el muro por allá, Miss Lunatic me comentó que andaba pergeñando la creación de una revista digital: Relatia. A eso, añadió que estaba pensando en lanzar un concurso de relatos. Con amabilidad, me pidió que formara parte del jurado. A pesar de mi insistencia en decirle que no me considero demasiado buen crítico del trabajo ajeno, Miss Lunatic (haciendo honor a su apodo) insistió más en que estaría muy bien que aceptara. Y acepté.

El concurso está ya en marcha y se llama también Relatia. La página está en construcción, pero pronto podréis visitarla. Las bases podréis encontrarlas tanto en esta página como en el blog de Miss Lunatic, y la dirección a la que enviar los relatos es
certamen@relatia.es.

Por favor, escribid entretenido y sin faltas, que me va a tocar leerlo.

Y si sois unos vagos y no queréis visitar los enlaces, las bases están también aquí.

sábado, diciembre 06, 2008

No entiendo nada

Llevo mucho tiempo escuchando a los del PP decir que ellos son centro, que son la opción centro, que en el centro está la solución, bla, bla, bla. Por eso no entiendo nada.

El alcalde de Getafe es un bocaza que necesita jabón para su boca (no vamos a negarlo), porque no se puede decir "cojones" en público, eso lo saben hasta los niños de primaria. Pero lo que no sé es por qué los del PP se dan por aludidos. Según oí, él dijo algo así: "¿Cómo todavía puede haber tontos de los cojones que votan a la derecha?". Eso es, "a la derecha", no al centro. Entonces, ¿por qué se enfadan tanto los del PP? Va a ser que sí son la derecha.

lunes, diciembre 01, 2008

Improvisación de sopa de pescado

Este fin de semana hacía mucho frío y apetecía quedarse en casa. El problema fue que no teníamos mucha cosa en la nevera para preparar una comida, así que rebusqué en el cajón de las verduras, en el congelador y tiré de improvisación.

Cada vez que compramos pescado, pido al pescadero que me dé la raspa y las cabezas, por si algún día me valen para una sopa. Además, hace tiempo sobró una oreja de salmón y la congelé. También sobraron piezas de una pescadilla y algún trozo de merluza. Así que lo saqué todo para preparar una deliciosa sopa de pescado.

En una olla puse una zanahoria partida por la mitad, una cebolla partida por la mitad, un diente de ajo partido por la mitad, un puerro troceado y apio troceado. Añadí aceite de oliva, agua y todo el pescado, tal y como estaba, congelado. Añadí también un poco de caldo de mejillones que tenía reservado y sal. Y, de momento, nada más. Lo puse a hervir.

Mientras hervía, puse en una sartén un buen chorro de aceite de oliva y freí varias rebanadas de pan. Añadí también un ajo pelado entero y lo freí. En el aceite sobrante añadí una cucharada de pimentón de La Vera y lo mezclé todo en un mortero para hacer un majado.

Cuando el pescado llevaba hirviendo unos veinte o veinticinco minutos o más añadí el majado y lo dejé hervir aún unos diez o quince minutos más. Aparté la olla del fuego y saqué en dos platos todo lo sólido. En uno la verdura (por eso es mejor cortarla en trozos grandes), y en otro el pescado. La verdura la trituré y la volví a echar a la olla. De hecho, después metí también el brazo de la batidora en la sopa y la pasé un rato por ahí. Volví a poner esta sopa en el fuego a hervir mientras hacía lo otro.

Lo otro consistió en desmenuzar muy bien el pescado y poner en un tercer plato todo lo comestible, sin espinas. Salió bastante más de lo que esperaba. En este punto ya sabía que la improvisación iba a resultar bien.

Una vez desmenuzado el pescado, lo añadí a la sopa y lo dejé hervir un par de minutos. Fue entonces cuando cogí la cámara y decidí colgar esta receta aquí, porque hasta este punto no sabía qué iba a resultar. Éste es el aspecto que presentaba en la olla:

Y éste es el aspecto que presentaba en el cuenco:

La verdad es que me salió una sopa muy rica y que se agradeció sobremanera en un día tan frío. Ha sobrado bastante, así que creo que con lo que queda voy a añadirle un poco de arroz. Seguro que también está bien.