Apitiké

Apitiké
Nuevo servicio para escritores

viernes, febrero 29, 2008

A peseta el tebeo

Cuando era un niño, me encantaba leer tebeos. Devoraba los de Mortadelo y Filemón, de Rompetechos, Zipi y Zape, Anacleto agente secreto, ejemplares del ya antiguo entonces TBO que caían en mis manos, la Familia Trapisonda..., pero también Asterix y Tintín
o, algo que me encantaba, los superhéroes. De todos los que por entonces caían en mis manos, creo que Spiderman era el que más me gustaba, porque tenía problemas con sus compañeros de clase, con sus tíos... Recuerdo que cuando conseguía hacerme con un ejemplar, después leía más acudiendo a un quiosco y cambiando el leído por otro de segunda mano al precio de una peseta. Peseta a peseta (además de los que conseguía prestado) leí bastante de aquellos tebeos.

El año pasado, Panini sacó una edición recopilatoria de aquellas primeras historias. Hace muy poco me hice con el primer volumen. Me ha sorprendido la ingenuidad de las historias (e incluso del dibujo), lo antiguo que ha quedado narrativamente, con esos bocadillos explicando lo que ya estamos viendo en el dibujo, los chistes tan traídos a contrapelo... pero me encanta. Leer estos tebeos está suponiendo un viaje al pasado como no sospechaba. Cada página leída vuelvo a finales de los setenta, cuando unas páginas más manoseadas pasaban frente a mi vista y se clavaban en mi subconsciente para siempre. Parafraseando la película "Cuenta conmigo", no hay lecturas como las de la infancia.

jueves, febrero 28, 2008

Andaluz de nacimiento

Hoy celebro el día de Andalucía con un gesto tan simple como colgar esta bonita tonadilla. ¡Felicidades!

Esta música también se hace en Andalucía.

Para quien pueda interesarle, copio aquí la letra:
Vengo andando rápido y con una idea dentro / protegiendo una razón / haciendo caso a un sentimiento /escuchando al corazón / saboreando este momento / y orgulloso de ser hoy / andaluz de nacimiento. / Vengo vendiéndote mi rima y a mí mismo en lo que valgo / y no me pares niño / ¿no notas que estoy que me salgo?/ Desprendiendo energía / subío encima del escenario / sin predicar como ellos "lo que es justo y necesario" / ahora me enfango / critico a los que crean revoluciones por encargo / ayudo a que Andalucía despierte de su letargo / le escupo a aquellos grupos qeu se creen que ya son algo / por gustarle a cuatro... / ese tema mejor dejarlo / y mostrarte a tu pesar que yo no soy otro de tantos / que las rimas fáciles las dejé en el parvulario, / que nunca formé parte de esa tribu de sectarios / que yo no soy tu hermano ni vengo desde mi barrio / ... que tengo una idea dentro. Voy pasando de naciones / andaluz de nacimiento / y en tu patria me cago /cuando veo presumiendo / a esos caciques a caballo por las ferias de mi pueblo / salgo andando rápido y con una idea dentro / voy pasando de naciones soy andaluz de nacimiento / haciendo de tripas corazón / tirando palante / retando a los críticos cínicos / sí, probad conmigo chicos / mala vida auguro a aquel pal quel futuro / es pico y pala al día y de noche palo y pico.

lunes, febrero 25, 2008

sábado, febrero 23, 2008

Un dibujante con miga (crumb)

Ahora que acaba de aparecer una especie de biografía de Robert Crumb, con CD incorporado, he comenzado a leer un libro que compré la Semana Santa pasada y que tenía abandonado: R. Crumb. Conversations. Está en inglés, por lo que voy despacito, pero resulta muy interesante. Ya al principio encontramos unas declaraciones de Crumb que lo definen como el típico y tópico artista atormentado en su infancia y que eleva su arte como forma de venganza contra aquellos que se lo hicieron pasar mal. Voy a intentar traducir (más o menos) un parrafito de una entrevista:

- Pasaba mucho tiempo dibujando. Me decía a mí mismo, "Algún día los enseñaré, cuando sea mayor", ¿sabes? Mi hermano tenía grandes sueños. Él quería llegar a ser como Walt Disney o algo así, pero yo no era tan ambicioso. Yo sólo quería ser un buen dibujante. Durante la adolescencia desarrollé el ego artístico, que es algo como "algún día seré ese gran artista", ya sabes, y dejaré mi marca sobre la tierra, porque tú te sientes tan... sientes el dolor de ser rechazado por la sociedad... así que quieres... que empiezas a desarrollar ese fuerte deseo de hacer... de dejar algún tipo de influencia sobre las cosas, ya sabes.
- ¿Cree que lo ha hecho?
- Sí, de alguna manera.
- ¿Y cómo le hace sentir?
- Ahora me doy cuenta de que es una gilipollez, ya sabes.

viernes, febrero 22, 2008

Chucky Vs. Joker

Ayer asistí a un momento del surrealismo informativo de Telecinco. He buscado el video en Youtube y he encontrado la entrevista completa de Piqueras a Zapatero a excepción de lo que a mí me impactó: la presentación.

Para quien no lo viera, la cosa fue que Pedro Piqueras presentó a Zapatero y antes de hacer la entrevista lo invitó a que se quedara a escuchar y ver los titulares. Mientras estos salían, se mantenía capturado el rostro de Zapatero en un recuadro inferior. Así, asistíamos a sus reacciones ante cada titular. Su cara de preocupación por los acontecimientos de Kosovo, su sonrisa ante la noticia de la publicación de la última novela de Harry Potter, que rápidamente tenía que esconder ante un desgraciado suceso, para volver a sacar cuando se hablaba de Raúl y Luis Aragonés. Aquello no tenía ningún sentido informativo, era puro escaparate.

Eso sí, empecé a pensar que Zapatero era el Joker, de manera que ante las perspectiva de ver al Muñeco Diabólico entrevistando al Joker, cambié de canal.

ACTUALIZACIÓN DÍA 23-F: En El País de hoy, Vicente Molina Foix comienza su artículo hablando de lo mismo.

jueves, febrero 21, 2008

Página en blanco

La página en blanco ya no es un papel que puedas arrugar en un arrebato. La página en blanco es, desde hace mucho tiempo, una pantalla que emite brillos y destellos.

Lo bueno de la página en blanco es que puedes poner absolutamente todo en ella.
Lo malo de la página en blanco es que puedes poner absolutamente todo en ella.

Ando rellenando páginas para crear las tramas de un nuevo capítulo. En un estado semi-febril por una gripe que no se decide a manifestarse del todo, estoy en ese punto en que podía haber arrugado varias páginas y arrojarlas a la papelera. Pero lo único que puedo hacer es seleccionar y eliminar. No tiene la misma fuerza.

Al menos, ya no tengo páginas en blanco. Las páginas escritas, aunque no terminen de gustarte, al menos son un punto de partida.

Lo bueno de las páginas escritas es que ya no puedes poner absolutamente todo en ellas. Los límites son una bendición. Los límites ayudan a crear.

martes, febrero 19, 2008

Garbanzos con bacalao y espinacas

Estamos en Cuaresma, así que vamos a cocinar un plato típico de esta época: unos garbanzos con bacalao.

Un día antes de prepararlo, ponemos a desalar el bacalao (usé algo más de un cuarto), cambiando el agua al menos tres veces (una cada ocho hora más o menos). También ponemos los garbanzos en agua. Hay quien los pone juntos, pero ponerlos separados facilita la labor de tirar el agua del bacalao.

Cuando llega el día de cocinar, ponemos una olla con un buen chorro de aceite, una cebolla partida por la mitad, dos o tres dientes de ajo enteros, con un corte, y una hoja de laurel. Lo sofreímos solo un poco y añadimos abundante agua.

Cuando empieza a hervir, añadimos los garbanzos (yo usé poco más de medio kilo) y tapamos la olla. Tendrá que estar hirviendo hasta que se ablanden: depende del garbanzo que usemos, pero seguro que más de una hora.

Mientras tanto, sacamos el bacalao del agua, lo secamos y los desmigamos (si el que hemos comprado tiene piel y espinas, las quitamos). Abrimos una bolsa de espinacas de trescientos gramos, y las troceamos.


Cuando los garbanzos están blandos, añadimos el bacalao y las espinacas y salamos. Lo dejamos hervir al menos otros veinte minutos.

Mientras hierve, pelamos dos cebollas más, las picamos y las sofreímos. Una vez que estén doradas, añadimos una cucharadita de pimentón y otra de harina, removiendo para quitar los grumos. Añadimos además unas cucharadas del caldo de los garbanzos y lo mezclamos bien durante un minutito. Pasados los veinte minutos anteriores añadimos este sofrito al caldo y lo mezclamos bien. Lo dejamos hervir con la olla destapada como mínimo otros diez minutos, pero si es necesario, lo dejamos más hasta que los garbanzos estén bien blandos.


Para servirlo, podemos añadir unos huevos duros picados. Como cuando lo serví humeante tenía mucha hambre, me olvidé de hacerle la consabida foto, así que pongo la de la fiambrera con el platito para llevar a la oficina.

Lleva mucho tiempo, pero es muy fácil. Y está riquísimo.

lunes, febrero 18, 2008

Nuevas normas ortográficas

¡Orror! Sí, así, sin la "h", ¿por qué? Porque ya no me fío de mis conocimientos ortográficos. La RAE avanza, evoluciona, y yo sin enterarme. Os cuento el origen de esta historia.

Mi chica está escribiendo un libro de texto para una editorial. Ayer recibió en PDF los temas que ya había escrito junto con un correo que le explicaba que no se extrañara de algunos aspectos ortográficos que podían sonarle raros, es que hay nuevas normas que los educados hace unos añitos no conocemos. A saber, "solo" ya no se escribe con tilde casi nunca, ni aunque pueda sustituirse por "solamente". Solo en el caso (¿veis?, sin tilde) en que puede caber duda sobre cuál de las dos (adjetivo o adverbio) se está usando. A riesgo de parecer pesado, pego y copio aquí lo que dice el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE al respeto:

La palabra solo puede ser un adjetivo: No me gusta el café solo; Vive él solo en esa gran mansión; o un adverbio: Solo nos llovió dos días; Contesta solo sí o no. Se trata de una palabra llana terminada en vocal, por lo que, según las reglas generales de acentuación, no debe llevar tilde. Ahora bien, cuando esta palabra pueda interpretarse en un mismo enunciado como adverbio o como adjetivo, se utilizará obligatoriamente la tilde en el uso adverbial para evitar ambigüedades: Estaré solo un mes (al no llevar tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘en soledad, sin compañía’); Estaré sólo un mes (al llevar tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’); también puede deshacerse la ambigüedad sustituyendo el adverbio solo por los sinónimos solamente o únicamente.
Lo mismo ocurre con los demostrativos este, ese y aquel, que ya casi nunca llevan tilde. Como me parece interesante, copio y pego también aquí lo que dice el mismo diccionario al respecto.

Los demostrativos este, ese y aquel, con sus femeninos y plurales, pueden ser pronombres (cuando ejercen funciones propias del sustantivo): Eligió este; Ese ganará; Quiero dos de aquellas; o adjetivos (cuando modifican al sustantivo): Esas actitudes nos preocupan; El jarrón este siempre está estorbando. Sea cual sea la función que desempeñen, los demostrativos siempre son tónicos y pertenecen, por su forma, al grupo de palabras que deben escribirse sin tilde según las reglas de acentuación: todos, salvo aquel, son palabras llanas terminadas en vocal o en -s y aquel es aguda acabada en -l. Por lo tanto, solo cuando en una oración exista riesgo de ambigüedad porque el demostrativo pueda interpretarse en una u otra de las funciones antes señaladas, el demostrativo llevará obligatoriamente tilde en su uso pronominal. Así, en una oración como la del ejemplo siguiente, únicamente la presencia o ausencia de la tilde en el demostrativo permite interpretar correctamente el enunciado: ¿Por qué compraron aquéllos libros usados? (aquéllos es el sujeto de la oración); ¿Por qué compraron aquellos libros usados? (el sujeto de esta oración no está expreso, y aquellos acompaña al sustantivo libros). Las formas neutras de los demostrativos, es decir, las palabras esto, eso y aquello, que solo pueden funcionar como pronombres, se escriben siempre sin tilde: Eso no es cierto; No entiendo esto.
Y parece que hay muchas más nuevas normas. Mi mundo se tambalea.

Para quitarse el sombrero

Desde que llegaron Cuatro y La Sexta, yo creía que ya iba a ser imposible alcanzar resultados de share de 30% en Prime Time. Recuerdo que así lo he escrito en este mismo blog en alguna ocasión. De hecho, sigo pensando que conseguirlo es toda una proeza. Pues bien, ayer, Aída superó por segunda vez los seis millones de espectadores en esta temporada, con un 31,6% de audiencia. Y no heredaba ningún remanente de un partido importantísimo ni nada así, sino que Camera Café le dejaba un (estupendo por otro lado) 22,1%.

Como sigo pensando que estas audiencias son de otra época, sólo quería dar la enhorabuena a los agraciados.

jueves, febrero 14, 2008

Cambio de cara

Se acerca poco a poco el tercer aniversario de este blog. Llevo tres años con la misma foto de superhéroe trasnochado en el lateral izquierdo. Pero ya no tiene mucho sentido ocultar mi identidad tras un antifaz, puesto que he colgado bastantes fotos mías a lo largo de este tiempo (curioso desliz: escribí "identifaz" y dudé si borrar la palabra, me ha gustado). Por eso he cambiado la foto del superhéroe por una identidad más salvaje: la de hombre-lobo adolescente. Si alguien tiene algo en contra y prefiere seguir viéndome con mi viejo disfraz, que me lo haga saber. Si son muchas las voces en contra de este cambio, no tendré inconveniente en volver al orden establecido.

miércoles, febrero 13, 2008

Nuevo blog de guionistas

Acabo de enterarme de que ALMA, el sindicato de guionistas, ha abierto un blog en el que se proponen denunciar todo aquello que nos afecte y acercarse un poco más a los guionistas.
Bienvenido sea el blog. Yo ya lo tengo enlazado en el margen izquierdo.

Habas frescas guisadas

Comienza la temporada de habas. Da gusto comprarlas frescas en el mercado. Se pueden hacer de mil formas, yo os voy a proponer una muy fácil.

Si las vainas están tiernas, se pueden aprovechar y guisar también, si no, se abren las vainas y se utilizan solamente las semillas. Yo utilicé medio kilo y las hice enteras. Las corté y las lavé en abundante agua con un chorrito de vinagre.

A continuación se pone en una cazuela o sartén grande y alta una cebolla picada y un diente de ajo con un buen chorro de aceite de oliva. Se sofríe.

Cuando la cebolla y el ajo están dorados, se añade una cucharadita de pimentón e inmediatamente las habas escurridas y sal al gusto. Ahora se deja hacer bastante tiempo, moviendo de vez en cuando.

Si sólo se emplean las semillas, hay que esperar menos, pero para que las vainas se hagan yo las tuve al fuego más o menos media hora. Pasado ese tiempo se cubren con un chorro de vino y agua o caldo (yo utilicé agua de haber hervido judías verdes este fin de semana).

Además, se puede añadir una cucharadita de comino, que da un buen toque y es bueno contra los gases. A partir de aquí, se deja hervir otro buen rato, que el caldito se vaya espesando un poco, y ya está. Listo para servir.

Un plato que lleva su tiempo pero es muy fácil y muy sano.

martes, febrero 12, 2008

Políticos en campaña

Ahora que estamos casi en plena campaña electoral, hay que reconocer el valor a los grandes oradores con que contamos en nuestro país. El Alcalde de Sevilla da una muestra de ello en este clip de audio. Que alguien me lo explique.

lunes, febrero 11, 2008

Juno: ¿es para tanto?

Ayer fui a ver Juno. Si digo que no me gustó, mentiría; pero si dijera que me gustó, también. La verdad es que la película me dejó en un estado de "ni fu ni fa".

Vamos a ver: la película tiene de vez en cuando unos diálogos muy buenos, estéticamente es muy agrable de ver, el personaje de Juno está muy bien, la actriz también... pero el tema está tratado tan a la ligera que yo no llegué en ningún momento a preocuparme por lo que pudiera o no pasarle. Y eso es fundamental.

La sinopsis dice algo así como que "una chica de dieciséis años se queda embarazada, decide seguir adelante con ello y dar a su hijo en adopción". Pues ya está, ésa es toda la película. No hay más. Todo le va saliendo bien. En el fondo no es más que una típica comedia adolescente con cierto aire indie porque intenta poner a personajes un pelín diferentes (que tampoco lo son tanto) y hablan de música que no escuchan los jóvenes de hoy. Poco más.

viernes, febrero 08, 2008

Los guionistas también comen

Mucha gente piensa que un guionista de cine es una persona que se dedica a eso, que escribe guiones de ficción sin parar, que vive con lo que puede sacrificando los lujos por ver su historia terminada. Pero la cosa a veces es más prosaica. Cuando hablaba de Enric Rufas, coguionista de la premiada este año con el Goya a mejor película, y citaba que había estado antes como guionista en A tu lado, alguien se maravillara de que "antes" hubiera pasado por ahí.

Pero en la cosa de escribir no siempre hay un antes y un después. No es que un día seas guionista de programas, lo dejes y ya sólo escribas películas de profundo contenido. Rufas sigue trabajando en la tele. Una semana antes de la gala, de hecho, terminó su curro en un programa matinal. Los guionistas tenemos que comer. Tenemos que pagar gastos. Nos gusta escribir y se supone que es lo que sabemos hacer, pero un guionista profesional no va (o no debería ir) de divo, de escritor maldito. A veces tienes tesón, suerte o lo que sea y consigues meterte en una producción que te gusta, pero otras veces aceptas trabajos que haces lo mejor que puedes, incluso dando más de lo que se te pide, pero sabiendo que no es el curro de tu vida. Puede que consigas una serie, pero si no, a nadie se le caen los anillos por escribir en un concurso, un magazine, un reality... De todas formas, en la tele es raro estar mucho tiempo en el mismo sitio.

Anoche quedamos un grupete de amigos guionistas, entre ellos el susodicho Rufas. Nos contó su alegría al enterarse del premio en la semana en que se había quedado en el paro. No fue a la gala. Creían que el galardón había sido ser nominados, sinceramente, no se esperaban ese Goya.

Y nada, todo esto lo digo para presumir y para enseñar la foto que me hice con el guionista de la mejor película española del 2007 (según la Academia).

jueves, febrero 07, 2008

Usos y costumbres

Ufff. Menos mal.

Cuando ya creía que España! iba a la deriva y se transformaba en algo diferente a lo que fue durante más de cuarenta años, Rajoy ha tenido una idea cojonuda. Los inmigrantes van a tener que hacer de españoles por cojones... quiero decir, por contrato.

Por fin podremos ver a judíos y musulmanes (de fuera y de aquí, digo yo) compartir una buena ración de jamón ibérico, podremos disfrutar viendo a Miwa, el niño del Congo, recogiendo dos orejas y el rabo en una tarde triunfal en Las Ventas, enseñaremos a los chinos a gritar en los bares y a tirar las cáscaras de las gambas al suelo, pondremos un palillo en la boca de todos los argentinos (estos también son inmigrantes, ¿no?). Qué gustito, señor, España! volverá a ser ESPAÑA! a golpe de contrato.

miércoles, febrero 06, 2008

Decimoquinta pizarra

Como ni ayer ni hoy encontré ningún tema del que me apeteciera hablar, os dejo con una foto que sé que interesa a mucha de la gente que pasa por aquí: la pizarra de la decimoquinta temporada de Hospital Central. No os molestéis en ampliarlo al máximo, ya me he apañado para que no se lea nada. Je, je.

lunes, febrero 04, 2008

Rufas

Ayer, cuando todo parecía cantado, saltó nuestra propia Pequeña Miss Sunshine y La Soledad se llevó los dos Goyas más importantes y un tercero al actor revelación.

Esta mañana, una amiga me ha enviado un mensaje alegrándose del éxito de la película de Rufas. Hasta este momento, no sabía que Enric Rufas era co-guionista de la película.

Rufas fue guionista de A tu lado justo antes de llegar yo. No lo conocí en el trabajo pero lo conocí en posteriores quedadas de antiguos compañeros. Así que esto es sólo para decir públicamente "Felicidades, profeta".

domingo, febrero 03, 2008

Carnaval, carnaval

Ayer tuve un duro día. Debe ser que comí algo que me sentó mal, o tal vez fue por culpa de aquel animal que me atacó en medio del parque... El caso es que a pleno sol, y en un día en que por la noche no había Luna llena, mi cuerpo empezó a transformarse, me entraron unas ganas terribles de comer carne cruda... y de jugar al baloncesto. No sé, tal vez quien me atacó en el parque fue Pau Gasol.